CONTACTA CON NOSOTROS

Todos los que queráis mandarnos vuestros comentarios y sugerencias podéis hacerlo a: parroquiasanpablo2011@gmail.com

martes, 30 de enero de 2018

Baeza celebrará un Besamanos Magno Mariano con motivo del IV Centenario del Juramento Inmaculista

La Agrupación Arciprestal de Cofradías y Hermandades de la ciudad ha organizado un Besamanos Magno, el cual se celebrará el próximo mes de septiembre. Durante dicha jornada, las imágenes marianas de Pasión y Gloria de la ciudad estarán expuestas en piadoso besamanos, donde los fieles y devotos, se podrán acercar a la figura de María Santísima en sus diversas advocaciones y poder depositar un beso como símbolo de amor.

Con este magno e histórico acontecimiento, la Agrupación de Cofradías se suma a los actos que la ciudad viene celebrando desde el pasado 8 de diciembre, cuando tuvo lugar la apertura de este IV centenario en la S.I. Catedral de la Natividad de Nuestra Señora y San Isidoro con la Solemne celebración de la Santa Misa de inicio de este año Inmaculista, la cual fue presidida por el Ilmo. Sr. D. Francisco Juan Martínez Rojas, Vicario General de la Diócesis y Deán de las Catedrales de Baeza y Jaén.

sábado, 27 de enero de 2018

REFLEXIÓN DE DON MANUEL

DOMINGO IV DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B
          Celebramos un nuevo encuentro con la persona de Jesús, a quien vamos conociendo mejor. Siguiendo al Evangelista San Marcos, después de la vocación de los primeros discípulos, nos encontramos hoy con la descripción de cómo Jesús enseñaba al pueblo su doctrina y proclamaba su mensaje: El Evangelio nos ha dicho que lo hacía “CON AUTORIDAD”. Convendría que reflexionemos sobre el sentido que tiene para nosotros la autoridad de Jesús y también sobre la manera cómo la Iglesia, nosotros los cristianos, debemos ejercer nuestra autoridad, toda ella derivada de la de Jesús.
       A.- La autoridad de Jesús, de su Palabra. Se nos presenta Jesús actuando en la sinagoga de Cafarnaúm y sus oyentes “quedaron asombrados de su enseñanza porque no enseñaba como los letrados, sino con autoridad”.
         ¿Como enseñaban los letrados? Se limitaban a repetir lo que estaba escrito, sin ninguna convicción personal. Jesús mismo los había acusado de que “hablaban correctamente, pero no vivían los que decían”
       1) Jesús habla por si mismo, como quién tiene la verdad y la proclama, en virtud de la conciencia que tiene de trasmitir la misma voluntad de Dios: “Mi doctrina no es mía, sino del que me ha enviado”.
       2) La autoridad de Jesús está unida a su vida, a su modo de proceder: libre e independiente, no atado a poder alguno. Por eso sus enemigos le decían:“Maestro sabemos que eres sincero y que enseñas de verdad el camino de Dios y no te importa de nadie, pues no miras la personalidad de los hombres”
                                                      
       3) Su doctrina era nueva; así lo captaba el pueblo. Frente al legalismo de la religión oficial, él predicaba el amor y ponía al hombre por encima del sábado. Apuntaba a una vida nueva y a un mundo nuevo. No era un repetidor, sino un creador, en su hablar y su vivir. Irradiaba una fuerza nueva, interpelaba, hacía definirse; era un verdadero desafío para aquella sociedad y sus dirigentes.
       4) Jesús enseñaba y lo vivía: Su palabra era eficaz y liberadora. El pueblo contemplaba como Jesús expulsaba a los demonios y les hacía callar. Ante la enfermedad y el mal, el poder de Jesús brillaba como sobre humano y divino. El poder de Dios estaba en Él.
      B.- Hoy día: Así lo sentimos y proclamamos cantidad de cristianos a través del tiempo y también hoy en nuestro mundo. Su  Palabra tiene autoridad hoy. Es eficaz, es liberadora. Los que la hemos experimentado, no podemos limitarnos solo a admirar a Jesús, como sus contemporáneos. Debemos tener la misma autoridad de Jesús.
           Por el bautismo, somos profetas en el Pueblo de Dios. Siempre que hablamos en nombre de Dios, siempre que somos fieles a su Palabra, hablamos con autoridad. No con la nuestra. Es la misma autoridad de Dios la que da fuerza a nuestras palabras; Dios está hablando a través de nosotros. Siempre que catequizamos, conversamos, damos testimonio de nuestra fe, es el mismo Dios el que está hablando, actuando a través de nosotros, y nuestra palabras y gestos participan (deben participar) de aquella autoridad con que hablaba Jesús. En la Eucaristía la Palabra se hace carne, nos enardece su testimonio… 

jueves, 25 de enero de 2018

ORACIÓN Y CAIDA

              “Velad y orad para que no caigáis en tentación” (Mt.26, 41), les dijo Jesús a sus tres buenos amigos Pedro, Juan y Santiago en el Huerto de los Olivos, mientras su Maestro “volvía de nuevo a orar, por tercera vez”. Tres veces cayó Jesús con la Cruz camino del Calvario y tres veces se levantó con ella hasta llegar a la meta. Tampoco es una casualidad que Jesús orase tres veces antes de pasar por la prueba de la Cruz: “Padre mío, si es posible, que pase de mí este cáliz, pero no se haga lo que yo quiero, sino lo que quieres tú”. (Mt.26,39b)

              Todos conocemos la lucha que mantuvo Jesús al comienzo de su vida pública, cuando se retiró al desierto y fue tentado por el diablo en tres ocasiones. Y en las tres ocasiones, Jesús apela, echa mano a Dios Padre, para vencer la tentación del tener, del poder y de la gloria, diciendo: “Está escrito…”

              Durante su vida pública, en su misión, Jesús constantemente pasaba horas y horas hablando con Dios, su Padre, hasta llegar a decir: “Mi alimento es hacer la voluntad de mi Padre”. Y en la “hora” crucial de su vida, en la hora de su muerte, se dirigió al Padre tres veces con estas Palabras: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”; “Dios mío, Dios mío, ¿Porqué me has abandonado?; y “Padre en tus manos encomiendo mi Espíritu”.

              ¡Qué importante es la oración en la vida de Jesús, el Maestro, y en la vida de los cristianos, sus discípulos!
             
              Por eso, cuando los discípulos le piden que les enseñe a orar, el Maestro les enseña el Padrenuestro. En él resalta “… hágase tu voluntad” y al final “... no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del Maligno”.

              Ninguna persona está exenta de la tentación; es más la tentación en sí no es mala. Lo malo es caer en ella; y lo peor es no levantarse, no poderse levantar y vivir arrastrado. Así lo hemos comprobado en nuestra propia vida y en nuestros ambientes. ¿No es verdad que la mayoría de las personas acudimos al médico en momentos de caídas físicas (enfermedades) e incluso a Dios?; sin embargo, hay otras caídas y postraciones (enfermedades morales, pecados) a las que no damos importancia, que las padecemos solos, cuando tenemos el mejor de los médicos y la mejor medicina: Dios Padre y su amor infinito y misericordioso. ¿No deberíamos de aprender de nuestro Señor y Maestro Jesús?

              El creyente, el hijo de Dios, ha de tener confianza siempre en Dios, su Padre, especialmente en los momentos de debilidad, en sus caídas, para levantarse y vivir dignamente. Para ello, le es preciso la oración, el trato personal con Dios, que es compasivo y misericordioso. Y su compasión y su misericordia nos las regala especialmente en el Sacramento de la Reconciliación, donde uno reconoce sus caídas y el Señor nos levanta con su brazo; y en el Sacramento de la Eucaristía, donde Él mismo se nos entrega por amor, para estar en forma y vivir siempre en la alegría de su amor.

              Hermanos y hermanas de las distintas Cofradías y Hermandades de  Baeza, disfrutar siempre del amor de Dios que es compasivo y misericordioso en su Hijo amado Jesucristo. Y no olvidéis donde nos lo regala: en el Sacramento de la alegría del perdón, de la Penitencia. Que en este tiempo de gracia cada cofrade se encuentre con Jesucristo, su Señor, en el Sacramento de la Reconciliación, y por mediación de La Virgen María, encuentre la paz y el gozo que todos necesitamos.      

               Señor mío, qué te puedo decir sino: ayúdame a orar. Jesús, Maestro, ayúdame a cambiar mis criterios mundanos, mi culto a la eficacia, mi apego al poder y a los medios brillantes y espectaculares.
                        Manuel Peláez Juárez,                                   párroco de San Pablo





RETIRO DE CUARESMA PARA JÓVENES

Cartel retiro de Cuaresma
“VEN Y VERÁS”Retiro de Cuaresma para JóvenesCasa de Espiritualidad Trayamar, 16 al 18 de febrero de 2018
Lo mejor que nos ha pasado es haber conocido a Cristo. Porque Él es el “Amigo” al que tantas personas han buscado, desde que aquellos primeros discípulos elegidos por Él, encontraron el sentido de su vida en el seguimiento del Maestro. Pero la amistad con Cristo, tenemos que cuidarla cada día. Para no contemplarlo desde la distancia, tenemos que hacer como los Apóstoles, y ponernos a su lado; dejarnos amar por él para darnos cuenta de cómo nos mira fijamente y nos nombra.
Queremos que los jóvenes puedan tener una experiencia de encuentro personal con Cristo, como aquellos amigos a los que Jesús dijo: “venid y lo veréis”, porque la vida no siempre nos permite pararnos y disfrutar del encuentro con el que más nos ama.
Por eso, te invitamos a participar el RETIRO DE CUARESMA PARA JÓVENES, que tendrá lugar los días 16 al 18 de febrero en la Casa de Espiritualidad Trayamar, situada en Algarrobo-Costa (Málaga).
¡TE ESPERAMOS!

INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES AQUÍ

___
Delegación Episcopal de Juventud
Diócesis de Jaén
delejujaen@gmail.com
www.descubre.es

domingo, 21 de enero de 2018

REFLEXIÓN DE DON MANUEL

DOMINGO TERCERO ORDINARIO CICLO “A”
     Queridos hermanos, continuamos nuestro seguimiento de Jesucristo, nuestro maestro… El pasado Domingo nos preguntaba “¿Qué buscáis?”Y le contestamos“queremos saber dónde y cómo vives”. “Venid y lo veréis”, nos dijo. Y nos quedamos con Él.
     Hoy vemos que Jesús se ha enterado de que Juan Bautista ha sido encarcelado, y toma su relevo, comienza su misión. Juan Bautista ha culminado la obra que tantos Profetas habían realizado enviados por Dios: Preparar la venida del Reino de Dios y de su Mesías. El terreno, pues, está preparado, abonado.
     Ahora Jesús va a echar la simiente del Reino y comienza presentando la Buena Noticia a los hombres: Dios os ama y os pide que también os améis. Invita a acoger esta Buena Noticia y por eso invita:“Convertíos, volveos a Él, a su amor”.
     Y esta invitación la hace primero a todos, pero luego la personaliza: Venid conmigo; ven, yo soy el amor de Dios y su Reino.“Quien me acoge a mí, acoge al Padre”. Y “lo dejaron todo y lo siguieron”. Es todo un proceso vocacional, en el quepodemos destacar:
1.- Que Jesús ofrece siempre el amor de Dios y nos lo ofrece ahí en la vida normal que llevamos entre manos.
2.- Que ese ofrecimiento hay que tomárselo en serio; lo que supone dejar nuestras redes, nuestra forma de enfocar la vida, y abrirnos al estilo de vida de Jesús, donde solo cuenta Dios y las personas.
COMENTARIO: Es cierto que nosotros somos cristianos; que tenemos ya nuestra vida organizada; que tenemos un lugar para Dios… Pero Él viene, quiere transformarlo todo.
     A veces sin darnos cuenta, queremos integrar a Dios y a su llamada en nuestros esquemas y estilos, cuando lo que nos pide es que nos queramos integrar en su proyecto. No acomodar a Dios a nuestros esquemas e intereses.
     El nos invita a dar el paso del proyecto centrado en uno mismo, en función mía, a una disponibilidad a los proyectos de Dios, proyectos de Dios que se hacen visibles en la Iglesia, en las necesidades de los demás: familia, trabajo, relaciones, apostolado…
     Jesús hoy como entonces, viene a nuestro encuentro allí donde estamos…, pensemos y preguntémonos: la invitación de Jesús, ¿qué cambios en mi vida debe provocar?, ¿qué debo dejar y que caminos nuevos me pide emprender con Él? Recuerda que siempre nos invita a buscar a Dios y a los hermanos. Y debemos concretar
     Hoy, pues, se nos invita a compartir los frutos de la paz que disfrutamos; a saber, la alegría, la esperanza, la fraternidad, el entusiasmo, el optimismo, el amor, el progreso, la cultura, el desarrollo... Pero aún muchos que carecen de esos frutos, porque no conocen la paz. Lo vemos por los Medios de comunicación social que no estamos en el mejor de los mundos y que falta la paz en muchos lugares de la tierra: guerras, deportaciones, actos terroristas, cárceles, injusticias, desconfianzas, emigración, hambre, incultura, niños soldados y prostituidos. Y siempre los que más sufren son los débiles, los pequeños, los niños, los ancianos, los enfermos, los pobres…
¿Qué hacer ante este panorama?, ¿Qué hace Jesús en el Evangelio? Va llamando a sus apóstoles y les hace pescadores de hombres. En esa lista también estás tú; Jesús cuenta contigo, te llama y quiere que seas “un apóstol”. Los cristianos hemos de trabajar y colaborar con los demás en la recta ordenación de los asuntos económicos y sociales, cuidando esencialmente la educación de los niños y adolescentes por medio de las escuelas.
También los niños habéis de tomar parte en los esfuerzos de los pueblos por conseguir mejores condiciones de vida… y afianzar la paz en el mundo y su pleno desarrollo.
En esta Eucaristía presentamos a Dios Padre lo poco que hacemos (en forma de propósitos concretos) y lo mucho que deberíamos  hacer para ser fieles a la Buena Noticia de su Hijo y de su Reino.

martes, 16 de enero de 2018

La Real Archicofradia de Santa María del Alcázar y San Andrés Apóstol, patronos de Baeza comunica que:

El Rvdo. Sr. D. Leocadio Viedma
Morillo predicará la novena y fiesta mayor en honor a la Virgen del Alcázar el próximo Agosto de 2018

Leocadio Viedma Morillo nació en Córdoba el 10 de Septiembre de 1990 y fue bautizado en la Parroquia del Salvador de Baeza el 27 de octubre de 1990.

Ha sido formado en los seminarios diocesanos «Redemptoris Mater» y Conciliar de Madrid y cursado los estudios filosoficos y teologicos en la Universidad eclesiastica San Damaso de Madrid.

Fue ordenado Presbítero para la Archidiócesis de Madrid el 18 de Marzo de 2017.

Perteneze a las Cofradías del Paso y la Fervorosa y a la Adoración Nocturna Española . Muy ligado a la Santa Iglesia Catedral de Baeza, a su turno de adoradores Corpus Christi y al recordado don José Melgares.

Actualmente ejerze el ministro como vicario parroquial en la la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán de Madrid. Está vinculado al Camino Neocatecumenal.

domingo, 14 de enero de 2018


ANIVERSARIO DEL JURAMENTO A LA INMACULADA
ENCUENTRO CON EL
 SR. OBISPO EN UBEDA:
DÍA 19,VIERNES,
A LAS 17,00
TE ESPERAMOS

DE FIESTA EN BAEZA

BAEZA
14 DE ENERO 1618 - 14 DE ENERO 2018
Hoy recordamos este día histórico para nuestra ciudad con un artículo perteneciente al Blogspot San Juan de Ávila y Baeza

FIESTA EN LA UNIVERSIDAD DE BAEZA A LA INMACULADA
Estamos ante una obra que forma parte de la literatura mariológica sobre la Inmaculada Concepción, tema de enorme predicamento en el Siglo de Oro, particularmente en el marco de las festividades religiosas del reinado de Felipe III (1598 – 1621), principal promotor del culto concepcionista.

El culto concepcionista fue especialmente destacado en Andalucía y, sobretodo en Baeza, cuya Universidad se convirtió desde su fundación en una de las principales promotoras de la proclamación de este misterio como dogma de la Iglesia Católica.

Como es sabido, desde finales de 1617 esta Universidad, al igual que otras muchas, exigía a sus alumnos un voto o juramento de defensa de este misterio, requisito previo a la colación de sus grados académicos. Y fue precisamente con ocasión de la fiesta de Baeza a la que da nombre el libro, cuando se acordó redactar el juramento o Estatuto inmaculista en dicha Universidad, promulgado solemnemente el 14 de enero de 1618 en el Claustro de profesores  de las Escuelas y Universidad de la Santísima Trinidad de  Baeza. (Dicho Juramento figura en el folio 48 de la presente obra.)

El redactor y compilador del libro fue Antonio Calderón, catedrático de Artes en la Universidad y uno de los siete jueces de la justa poética celebrada en diciembre de 1617.

Antes de la relación propiamente dicha de la Fiesta, hay una dedicatoria de Calderón a su Ciudad de gran interés histórico y literario. Su intención es el de elogiar su Ciudad y su Universidad por ser paladín del culto concepcionista. Nos dice:” Honra es de las Escuelas de Baeza que se sepa lo que ha hecho en honra de la Concepción purísima de María, y mía lo será no pequeña de camino de paso honrar mi patria, diciendo algunas de sus excelencias.”

Presenta a continuación una serie de documentos muy variados, que sirven para conocer los acontecimientos que propiciaron la celebración de la Fiesta. Tras estos preliminares Calderón nos presenta los textos relativos al certamen poético, sobresaliendo entre éstos el poema latino del propio Calderón  que contiene “los más grandes fundamentos  que hay a favor del misterio de la Concepción” reflejando el marcado carácter doctrinal  que la Universidad de Baeza supo imprimir en la celebración de la fiesta en honor de la Inmaculada Concepción de la Virgen.

(Tomado del artículo de Manchón Gómez aparecido en Catálogo  JUAN DE ÁVILA  El Maestro y su tiempo.)
Fotografía gentileza de Pedro Narvaez

REFLEXIÓN DE DON MANUEL

DOMINGO 2º DEL TIEMPO ORDINARIO “B”

INTRODUCCIÓN: Hemos inaugurado el tiempo litúrgico Ordinario, que se extenderá, en su primera fase, hasta las puertas de la Cuaresma, que comenzaremos del día 14 de Febrero, Miércoles...
                               Al celebrar nuestro encuentro con Jesús, somos invitados a identificarnos con los discípulos de Juan Bautista, llamados Andrés y Felipe: Como ellos hagamos un esfuerzo para encontrarnos con Jesús como si aún no lo conociésemos, y empezar la aventura de conocerle y de seguirle con toda generosidad e interés. Un año nuevo, un recorrido con Jesús nuevo.

 DESARROLLO: En la escena del Evangelio lo primero que observamos es la presentación que Juan Bautista hace de Jesús: “EL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO”. (Mesías anunciado).
                              Ellos aún no entendían el significado de este título, lo comprenderán más tarde, cuando sean testigos de su entrega total en la cruz.
                              Lo que si aparece claro es que se sienten atraídos e interesados por conocerlo: ¿Dónde vives?  Y Jesús quiere que lo experimenten ellos mismos, que lo palpen: “Venid y ved...”                            
                               Aquel encuentro-convivencia, experiencia con Jesús fue tan apasionante, que al cabo de los años, recordarán esta hora en que todo comenzó.
                              Para Andrés la experiencia fue tan rica que acude inmediatamente a comunicársela a su hermano Pedro, quien también se encuentra con Jesús

NUESTRA REALIDAD: También en nuestra vida ha habido alguien que nos ha presentado a Jesús: alguien de nuestra familia, algún sacerdote, catequista, maestro o amigo..., personas de las que Dios se ha valido para llamarnos a compartir el seguimiento de Cristo.
                              Y gracias a nuestro interés (nuestra búsqueda) por Jesús, hemos contestado con una actitud fe apertura y disponibilidad: “Aquí estoy”.
                              A partir de ahora nuestra vida consistirá en seguir a Jesús (conocerle-vivirle), seguir sus huellas e ir detrás de Él. Él nos admite en su intimidad: “Venid y veréis”.Nos quedamos con Él y no nos separaremos.
 ESCUCHAMOS TU VOZ, MAESTRO Esta va a ser (es) nuestra experiencia: Hemos encontrado al Mesías, al Cordero, al Libertador, a Jesús. Nadie ni nada queremos que nos separe de Él.

                              Profundizaremos en su conocimiento y su seguimiento. Y para ello, pongamos los medios: Los Sacramentos, la Eucaristía, la Penitencia... la Liturgia de la Iglesia. La oración personal, a través de la Palabra, de la realidad de la vida. La oración comunitaria, participando en la Parroquia... La formación cristiana que se ofrece en los grupos de nuestra Parroquia...

DARLO A CONOCER: No obstante, Jesús, perla preciosa, tesoro escondido, no es para mí sólo, sino que su descubrimiento nos empuja a llevarlo a los demás, para que también ellos disfruten del tesoro... Y le diremos: “Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad”

                              En este momento en que la Iglesia, Pueblo de Dios, fomenta los ministerios laicales, ¿por qué no buscamos fuera de nuestra vida ordinaria (trabajo, familia...) una actividad pastoral en consonancia con nuestras actitudes y capacidades y con nuestro tiempo libre...? Por ejemplo, en las tareas de la Parroquia como -colaboradores en el apostolado,  en catequesis, en caritas, en liturgia, en adoración nocturna, enfermos, matrimonios, cofradías, grupo de jóvenes, grupo de oración...
                              O participando en el campo inmenso de la Evangelización en nuestro mundo: vivificando con los valores del Evangelio las entidades recreativas, culturales, asociaciones, comisiones... siendo portadores de Cristo en los lugares de trabajo, en los grupos de amistad...

                              ¿Por qué no hacer lo mismo que tantas personas de buena voluntad que dedican gratuitamente buena parte de su tiempo libre a actividades en beneficio de la Iglesia y de nuestra ciudad?

EUCARISTÍA: Ahora sobre el altar, Cristo Jesús, Palabra del Padre, vendrá nuestro encuentro en el Pan y el Vino de la Eucaristía. Vendrá a nosotros, aunque no lo veamos; y permanecerá en nosotros como alimento, como fuerza, como gracia, para descubrirle presente y actuante en el mundo. Y nos llamará a colaborar con Él.  Respondámosle con alegría: “AQUÍ ESTOY”…

miércoles, 10 de enero de 2018

Querido hermano en Nuestro Señor Orando en el Huerto y su Bendita Madre y Reina del Rosario.

Desde la Vocalía de Formación de nuestra corporación estamos desarrollando distintas conferencias formativas, ya tuvimos una anterior el pasado 11 de noviembre sobre la próxima peregrinación a Tierra Santa, os animamos a que os unáis a esta gran y enriquecedora experiencia pues serán 8 días para vivir y toda una vida para recordar.


En esta ocasión, la conferencia tratará sobre la importancia de los trasplantes de órganos, nos debemos de concienciar que la donación de nuestros órganos puede ser el último gran gesto cofrade de nuestra vida, ya que como todos sabemos el cofrade es una persona que tiene la caridad como una de sus banderas ¿qué mejor obra de caridad podemos realizar qué el donar a otra persona nuestros propios órganos?

Para esta interesante conferencia hemos contactado con el Dr. José Pérez Bernal, el Dr. Pérez Bernal no ha dudado ni un minuto en colaborar con nuestra hermandad y así desinteresadamente se desplazará hasta nuestra ciudad el próximo 10 de febrero para impartir esta interesante conferencia.

Del Dr. Pérez Bernal, recientemente jubilado tras 43 años en la U.C.I. del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla), podemos decir que ha participado como médico directamente en 625 donaciones, no ha tirado la toalla pese a su jubilación hospitalaria. Sigue con cuerda para rato. _«Sólo me he jubilado en el hospital porque es lo que toca al cumplir los 67, pero sigo fomentando las donaciones de órganos_» dice con la misma vitalidad de siempre.

Desde 1978, fecha del primer trasplante renal de Sevilla y Andalucía, ha estado implicado en todos los Programas de Trasplantes del Hospital Virgen del Rocío.


Ha sido Coordinador Sectorial de Trasplantes de Sevilla y Huelva desde 2001 a 2010. Actualmente es Director General de Trasplantes del Colegio de Médicos de Sevilla y Presidente de la Sección de Medicina del Exmo. Ateneo de Sevilla.

Para concienciar sobre las Donaciones de Órganos, ha impartido mas de 1.800 conferencias, sobre todo en Institutos, Colegios, Asociaciones y Hermandades, transmitiendo que también en la Medicina  la “_Solidaridad es fuente de vida_”.

Entre las numerosas distinciones que ha recibido destacan:

· Medalla de la Ciudad de Sevilla en 2007.

· Rey Melchor en la Cabalgata de los Reyes Magos de Sevilla de 2012, en la que se rodeó de 30 “pajes” trasplantados.

· El Ayuntamiento de Sevilla aprobó en Abril de 2016 una calle con su nombre en la ciudad, justo al lado del Hospital Virgen del Rocío, inaugurada el pasado 21 de diciembre.

· Nombrado Médico Ilustre 2016 por sus compañeros del Colegio de Médicos de Sevilla.

· Cofrade del Año 2013 (Programa radiofónico Gólgota).

· Premio Semana Santa de Sevilla 2017 a la Obra Social.

· Premio Saeta de Oro 2016 (COPE).

· Olivo de Plata de la Hermandad de la Redención 2018.

· Elegido como uno de los _“25 Embajadores de la Medicina Española”_ por Diario Médico (Diciembre 2017).

Pero, ante todo, afirma que SU MEJOR CURRÍCULUM es la VIDA de las personas por las que ha luchado como médico y tener el afecto y amistad de muchas familias de donantes de órganos y de innumerables personas trasplantadas.

Y además, de este amplio bagaje profesional y humano, es un cofrade activo que vive todo el año las hermandades, así este cofrade pertenece a las  Hermandades de Los Negritos, Macarena, Estrella y Sol. Y todos los días a sus contactos nos ofrece una bella instantánea de la Reina de San Gil, La Esperanza Macarena.

Cabe destacar de este gran hombre entre sus logros, el conseguir que las distintas cuadrillas de costaleros de Sevilla se hayan hecho donantes de órganos pues, como él mismo comenta: _"la mejor corona que podemos ofrecerle a la Virgen es la del amor al prójimo y la ayuda a los demás"_. Insistiendo en que _"con las donaciones de órganos, de sangre y médula se logran salvar vidas y que sembrando la semilla de la solidaridad la Virgen va a salvar muchas vidas"_.

Por este motivo, en la sede de la Agrupación Arciprestal de Hermandades y Cofradías (Balcón del Concejo), el próximo sábado 10 de febrero a las 20:00 h. el Dr. Pérez Bernal nos regalará su experiencia y nos hablará de las necesidades para un cofrade de hacer caridad hasta el último momento.

Esperamos contar con tu asistencia, recibe nuestros fraternal saludo.

*_NON MEA VOLVNTAS SED TVA FIAT_*

*_REGINA SACRATISSIMI ROSARII,ORA PRO NOBIS!_*

martes, 9 de enero de 2018

I ENCUENTRO DE NOVIOS ORGANIZADO POR LA DELEGACIÓN DE FAMILIA Y VIDA

La Delegación diocesana de Familia y Vida ha organizado, para el próximo 3 de febrero, el I Encuentro de novios. Se desarrollará durante la tarde del 3 de febrero, a partir de las 17 horas en la Iglesia de Nuestra Señora de La Merced de Jaén, y concluirá en la Plaza del Pósito a las 21:30 horas.

Este Encuentro nace impulsado por las indicaciones del Papa Francisco, que pide a los católicos que "no desperdicien ninguna oportunidad para mostrar la belleza del matrimonio cristiano" a la vez que invita a aprovechar ocasiones como la del día de San Valentín "que en algunos países es mejor aprovechado por los comerciantes que por la creatividad de los pastores". (A.L 208).

Con esta convivencia, la Delegación de Familia y Vida pretende  que los novios tengan un tiempo especial para profundizar sobre "el camino de conocimiento y aprendizaje mutuo".

El esquema de este encuentro es:
- Acogida
- Oración
- Charla: "Lo que Romeo y Julieta se perdieron"
- Bendición de los novios
- Merienda y convivencia
- Paseo romántico y visita guiada por la ciudad de Jaén

Las parejas interesadas, para poder participar, deberán inscribirse en la siguiente dirección electrónica: https://docs.google.com/forms/d/1AZJDD33VIkCqkl4Br-GZ20NN9FK_P3luPVbK5UNcWI0/viewform?edit_requested=true&fbzx=2166289437404056300 o enviando sus datos personales al correo electrónico: delegacionfamiliayvidajaen@gmail.com.

http://diocesisdejaen.es/i-encuentro-de-novios-organizado-por-la-delegacion-de-familia-y-vida/

lunes, 8 de enero de 2018

CARTA PASTORAL: "EL CUERPO DE CRISTO:
Una reflexión de vuestro obispo sobre cómo recibir la comunión, que os invito leer y a difundir"

1. Desde hace tiempo me ronda la idea de escribir una carta sobre cómo recibir, al comulgar, el Cuerpo de Cristo en la Eucaristía. Es evidente que la Comunión hay que vivirla con la misma intensidad espiritual que la escucha de la Palabra de Dios o la Consagración. En cualquier momento de la celebración eucarística nuestra participación tiene que ser plena, consciente, activa y fructuosa.

Desde que estoy entre vosotros como vuestro Obispo tengo la impresión que, al menos en lo que yo percibo, en general es muy bueno el modo con que se participa en la Eucaristía en nuestras comunidades. Son muchos los gestos y las actitudes que tengo la oportunidad de observar, como la actitud de escucha, el silencio y, de un modo especial, el sentido de adoración que se manifiesta en el momento de la Consagración. Entonces, una mayoría de fieles se hincan de rodillas ante el Santísimo Sacramento.

Sin embargo, tengo que decir que me disgusta cómo algunos se acercan a comulgar y cómo vuelven a sus asientos, los que han recibido el Cuerpo del Señor. No sé que sucede, pero, llegado ese momento de la Comunión, hay una especie de desconcierto en el Templo, con lo que se da la impresión de que algunos de los presentes no son conscientes de lo que está sucediendo en ellos, para ellos y también para todos los que participan en la Misa. Parece que se olvidan de lo que nos dice el Catecismo de la Iglesia Católica: “Los que reciben la Eucaristía se unen más estrechamente a Cristo. Por ello mismo, Cristo los une a todos los fieles en un solo cuerpo: la Iglesia. La comunión renueva, fortifica, profundiza esta incorporación a la Iglesia realizada ya por el Bautismo. En el Bautismo fuimos llamados a no formar más que un solo cuerpo (cf 1 Co 12,13)”.

2. En lo que se refiere al modo de comulgar, sin que me atreva a juzgar las actitudes interiores, en el modo de poner sus manos o su boca se refleja que aparentemente no valoran adecuadamente la presencia real y sacramental de Jesús en el Pan Eucarístico. No siempre en las manos que reciben al Señor se percibe aquello de que “la mano izquierda ha de ser un trono para la mano derecha, puesto que ésta debe recibir al Rey”, como dijo San Juan Crisóstomo. Entiendo que había que educar con cierta frecuencia, sobre cómo se ha de recibir el Cuerpo de Cristo. Es evidente que lo que importan son las actitudes espirituales que adoptamos; pero las formas son también importantes y hay que orientarlas; sobre todo cuando perciben hábitos muy poco correctos y además da la impresión de que muy arraigados. Para tratar al Señor hemos de poner lo mejor de nosotros mismos.

Quizá, para educar el modo de comulgar, bastaría con que participáramos adecuadamente en los ritos de preparación. Como se puede observar, el sacerdote se prepara interiormente con una oración íntima que ya es una invitación a toda la asamblea a ponerse en actitud de espera del Cuerpo y la Sangre del Señor que se va a recibir. La actitud que habría que cuidar en la preparación para comulgar debería de ser la gratitud por el don que el Señor nos regala; es Él quien viene a nosotros. Y con la gratitud el deseo profundo de recibirlo en nuestra vida.

3. Una vez que el sacerdote comulga, enseguida invita a los fieles a participar en el banquete eucarístico con una fórmula que es anuncio de una buena noticia: se nos invita a participar en las bodas del Cordero, a pregustar en la comunión la vida eterna. Por eso nos dice: “dichosos los invitados a la cena del Señor”. Al comer el Cordero Pascual, éste entra en nosotros en un acto de amor y nos hace uno con Él, al tiempo que nos une entre nosotros como Iglesia. De ahí que cuando el sacerdote al darnos la comunión nos dice “el Cuerpo de Cristo”, nosotros respondemos “amén”, le estamos diciendo: “Si quiero, acepto, deseo que unas tu vida a la mía”. Jesús transforma nuestra pequeña y débil vida en su misma vida divina. Es por eso que, ante la presentación del Pan Eucarístico como el Cordero de Dios, nosotros respondemos con una profunda humildad: “Señor, yo no soy digno de que entes en mi casa, pero una Palabra tuya bastará para sanarme”. Todo esto es evidentemente tan sublime que, o se toma en serio o corremos el peligro de banalizar lo que, por gracia de Dios, enriquece y renueve nuestra vida.

4. Después de comulgar hay que encontrarse con Jesús en intimidad, por eso, es imprescindible el silencio que nos permita un diálogo con él. Ese momento es la gran oportunidad para un encuentro que fortalezca nuestra fe, nos arraigue en la oración y nos oriente en nuestra misión, la que hemos de realizar tras alimentarnos de la Eucaristía. Sin embargo, por el tono revoltoso o distraído que se nota en el ambiente, es evidente que eso en algunos casos no está sucediendo. A veces, da la impresión de que en la comunión empieza a acabarse la Misa y de que ya no sucede nada para muchos. Yo propongo que se eduque con unas buenas catequesis mistagógicas a cómo encontrarse con el Señor tras comulgar. Es importante que se recuerde que es tiempo de rezar; y para eso se pueden indicar algunos argumentos sobre los que hablar con el Señor y algunas oraciones que nos podrían ayudar en ese dialogo con Jesús Eucaristía.

Normalmente en la liturgia ese tiempo de después de la Comunión es de silencio meditativo, que además debería ser más prolongado de lo que lo hacemos. El silencio no es incompatible con el canto; sin embargo, no siempre los coros colaboran al clima de adoración y contemplación que se necesita. Se puede cantar durante la Comunión y en la acción de gracias, pero no hay que evitar algunos hábitos ya adquiridos: no hay que tener prisa en comenzar el canto, tampoco es necesarios estar cantando durante todo el tiempo de distribución de la comunión y, por supuesto, no siempre hay que cantar en la meditación de acción de gracias. Si se canta, los cantos tanto en el tono de la música y, sobre todo, en la letra han de invitar a la oración. Todas las canciones de la Comunión deberían de ser eucarísticas y orantes. El ritmo o la letra de algunas rompe con demasiada frecuencia el tono espiritual que ese momento debe de tener y alteran la necesidad de oración que tiene la asamblea.

5. Ni que decir tiene que hasta ahora me he dirigido sobre todo a los que comulgan; pero hay muchos que participan en la Eucaristía y no pueden comulgar, o bien porque no están bien dispuestos, es decir, porque necesitándolo no se han confesado; o bien porque sus circunstancias personales, aunque lo deseen, no les permite acercarse a recibir la Comunión. Para estos el tono espiritual ha de ser el mismo que para los que comulgan; también ese momento de la celebración de Eucaristía es tiempo de oración y de intimidad con Jesús Sacramentado, si bien su comunión es “spiritual”. Por eso es tan necesario que los que comulgan den ejemplo de lo maravilloso e importante que es recibir a Jesús sacramentalmente. ¿Cómo van a desear recibirle los que no pueden, si los que comulgan le tratan con tanto descuido? ¿Cómo van a tener pudor de recibirle los que no pueden, si los que los lo hacen se acercan a comulgar tan a la ligera? Comulgar espiritualmente significa unirse a Jesucristo presente en la Eucaristía, aunque no recibiéndolo sacramentalmente, sino con un deseo que proviene de una fe animada por la caridad.

6. Como veis, he utilizado un tono sencillo y espero que claro para intentar orientar mejor lo que deberíamos hacer y cómo hacerlo. Me gustaría que todos os quedéis con esto: cuidemos con mucho esmero la comunión, nos va mucho en cada oportunidad que tengamos de recibir a Jesús: nos va la fortaleza, la autenticidad, la radicalidad de todos los demás aspectos de nuestra vida cristiana. Los santos siempre entendieron que todos hemos de recorrer un camino: de la Eucaristía a los pobres y de los pobres a la Eucaristía (Beata Matilde del Sagrado Corazón).

Con mi afecto y bendición.
+ Amadeo Rodríguez Magro
Obispo de Jaén

domingo, 7 de enero de 2018

CARTA DEL OBISPO

Queridos hermanos Sacerdotes, queridos Laicos Cristianos:
Os anuncio que, Dios mediante, los días 19 y 20 de enero os convocaré,  a cuantos podáis y estéis interesados, -espero que seáis muchos- a un encuentro para presentar, una vez más, en nuestra Diócesis la Acción Católica General. Me consta que una convocatoria para el tema que os anuncio, ya de entrada suele tener reacciones muy diversas; os invito a que las superéis sean las que sean. Como veis, la convocatoria la hace el Obispo, y no se la he encomendado a ninguno de mis colaboradores; la razón no es otra que el interés personal y, naturalmente, pastoral que tengo en lo que os anuncio y os pido.
La Iglesia está en actitud de conversión misionera y por eso necesita, más que nunca, de una renovada Acción Católica. Estoy convencido de que puede ser un buen instrumento para una Iglesia, y especialmente para unas parroquias en las que los laicos lleguen a asumir el protagonismo que les corresponde como testigos del Señor en la Iglesia y en el mundo.
El Espíritu Santo nos está diciendo que lo que Él hizo para la presencia de los laicos cristianos en medio del mundo, y que tanto fruto dio en otros tiempos, está volviendo a reverdecer con una gran fuerza. Es por eso que no quiero que nosotros dejemos, al menos de acercarnos y conocer, lo que está sucediendo en tantas diócesis españolas con la Acción Católica General. Os puedo asegurar que lo que sucede es bueno y nuevo.
Los responsables nacionales de ese Movimiento netamente diocesano y parroquial, pues no tiene otro fin que no sea el de la Iglesia, se van a desplazar a la Diócesis en dos lugares y sesiones para presentarnos un planteamiento renovador de la A.C.. Lo harán el 19 de enero en Úbeda, a las 17:00 horas en la Casa de la Iglesia y el 20 de enero en Jaén, a las 10:00 horas, en el Salón de Actos del Seminario. Ya indicará otros detalles la Vicaría de Evangelización.
Lo que yo os pido hoy, y para eso he escrito este largo preámbulo es que, me hagáis caso y enviéis a un buen grupo de seglares de cada parroquia de la Diócesis, para que de primera mano se informen de algo que va dirigido sobre todo a ellos. Naturalmente puede venir todo el que quiera, pero yo os pido a los sacerdotes que penséis en personas que puedan estar interesados en cómo ser laicos asociados, comprometidos, con espíritu evangélico, que desarrollen juntos su vida de fe mediante la oración, la formación y el compromiso en la Iglesia y en el mundo. Cuando penséis en el perfil de los convocados no olvidéis que necesitamos laicos que en su ambiente sean la avanzadilla de una Iglesia en salida.
A estas alturas de mi presencia en la Diócesis ya estoy seguro de que esos laicos existen; muchos de ellos han elaborado o están aplicando el Plan Pastoral. Pues bien, en este año de la comunión Eclesial, la Acción Católica es una posibilidad muy real de una Iglesia que sabe que se evangeliza en comunidad. Buscamos pues -un laicado misionero-. Sin ellos no se hace Iglesia, sin ellos nuestra presencia en el mundo se queda corta y sin proyección, sin ellos no somos Iglesia que sale al mundo. En fin, sin los laicos no hay sueño misionero de llegar a todos.
Estaré con vosotros y me encontraré con todos, si Dios quiere, en ese día en que acogemos en nuestra Diócesis de Jaén a los dirigentes nacionales de la Acción Católica General.
No quiero pasarme en mi insistencia; os aseguro que confió mucho en vosotros y en los laicos que os acompañen de cada una de nuestras parroquias.
Os saludo con un especialísimo afecto.
+ Amadeo Rodríguez Magro
Obispo de Jaén

REFLEXIÓN DE DON MANUEL

FIESTA DEL BAUTISMO DEL SEÑOR

                       Queridos hermanos, celebramos hoy el Bautismo del Señor. Y con la Fiesta del Bautismo de Jesús, se cierra el ciclo de Navidad y Epifanía. En Jesús hemos visto a Dios manifestarse como niño, como pobre, como pacífico, como luz del mundo (universal).
                       Hoy lo vemos manifestarse como Hijo Amado del Padre, pero también como siervo solidario y redentor. Aparece entre pecadores y carga con los pecados de todos. No ha venido a condenar, sino a salvar.

1.- “SE ABRIÓ EL CIELO...”

                       Dice el Evangelio que cuando Jesús salió del agua, se abrió el cielo y apareció el Espíritu Santo. Y con ello comienza el movimiento ascendente y plenificante de la humanidad. El cielo y la tierra se comunican; la experiencia de Dios es viva. El Espíritu se derrama abundantemente sobre Él y sobre todos y nos hace gritar: “Abbá, Padre”. Es realidad en Él y por Él en nosotros.
                     
                       Cuando Jesús salió del agua:
- levantó consigo a la humanidad y a toda la creación. A partir de este momento, todo huele a creación nueva, todo se llena de vida y esperanza; todos reciben promesas de resurrección.                 
 - Se inaugura el Reino de Dios, empiezan a escucharse palabras de bienaventuranza, y se establece como único código, la ley del amor.

  2.- BAUTIZARSE EN EL ESPÍRITU.

                       Jesús se bautizó en el Espíritu y nosotros también nos hemos bautizado en el Espíritu.       Bautizarse en el Espíritu:
 -Es llenarse de la vida de Dios que es amor.                                                              
 -Es enriquecerse de sus dones y sus frutos.                                          
 -Es empaparse de su gracia y su alegría.                                                           
 -Es sentirse a la vez hijo querido y siervo entregado y confiado.    
 -Es vivir para los demás.    -Es vivir en, por, para el amor... 

 3.- BAUTIZADOS PARA SERVIR.

                       El Bautismo supone, lleva consigo una misión. Jesús se bautiza para el servicio y para la entrega. Jesús recibe el Espíritu para comunicárnoslo: “Para que abras los ojos a los ciegos, saques a los cautivos de la prisión, y de la mazmorra a los que habitan en tinieblas...”

                       Así será su vida: El buen samaritano, que tiende su mano al hombre caído. Resumen... Este médico ya no abandonará al enfermo, lo acompañará siempre para que no vuelva a caer en manos de bandidos; pagará sus deudas con el denario de su sangre y de su amor, y lo conducirá al mesón seguro que es la casa del Padre.

4.- ENRIQUECIDOS, PARA SERVIR.

                       Nosotros también fuimos bautizados en el Espíritu. Y nuestra misión es prolongar, continuar la acción misericordiosa, los gestos servidores de Jesús. A partir de hoy, debemos fijar nuestra mirada y nuestra vida en las palabras y en la actuación de Jesucristo, el Maestro.
                       Nos seguirá llenando de su gracia, amor, vida... Nos hará permanecer y progresar...   Recibiremos…
                       Compenetrados con Cristo, llenos del Espíritu Santo, continuaremos su misión, su obra redentora: la del buen samaritano. Nos ponemos en camino con los ojos, con las manos y el corazón abiertos. No tardaremos en encontrar a hombres que andan tirados en la cuneta. Son nuestros prójimos...

                       La Eucaristía, alimento para el camino. Cristo se nos da, nos cura, fortalece... para que nosotros podamos seguir y hacer su tarea.

sábado, 6 de enero de 2018

REFLEXIÓN DE DON MANUEL

SOLEMNIDAD DE LA EPIFANIA DEL SEÑOR

INTRODUCCIÓN: Queridos hermanos celebramos la Epifanía del Señor, la manifestación de Dios a todos los hombres, a todos los pueblos, representados por los Reyes de Oriente.
Día de ilusión y de alegría para los niños. Y también de una inmensa alegría y de unos regalos nos ha hablado esta parábola del Evangelio sobre los Magos de oriente: “Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría, entraron en la casa, vieron al Niño...”

1.- Dios se manifiesta a todos los que le buscan: Los Magos encontraron la inmensa alegría, encontraron al Niño,, encontraron a Dios, porque supieron buscar. (Los poderosos y sabios se quedaron en Jerusalén sin buscar y por eso no hallaron).
El gran mensaje de esta fiesta es queDios se manifiesta a todos los que buscan.“Tendiste la mano a todos, para que te encuentre el que te busca”. Es lo que hoy celebramos: Este salir de Dios al encuentro de todos los hombres; perdidos por el pecado, se hace eregalontradizo en su querido Hijo amado, para que todos experimenten y vivan su salvación.
Pero al mismo tiempo se nos recuerda que, para descubrir esta manifestación de  Dios presente en nuestra vida, esta oferta que Dios hace a la humanidad, es preciso buscarle, como le buscaron los Magos:
                 - Lejos de su tierra, abandonando seguridades, falsas estrellas y luces que nos deslumbran.
                 - Con un viaje largo y difícil, lo que supone constancia, no poner excusas..., pues a veces la estrella se oculta.
                 - La pregunta clave para todos es ¿Cómo buscamos  a Dios?, ¿tenemos capacidad de búsqueda, somos personas abiertas, hombres de oración, o pensamos tenerle ya y no le busquemos? A Dios nunca se le tiene, siempre es necesario buscarle, pues el Reino es de los que se esfuerzan.
                 - De otra forma, nos será imposible hallar  la inmensa alegría y poder ofrecerle nuestros sencillos pero también valiosos rega

2.- Ayudar a buscar a Dios: Hemos dicho que Dios se manifiesta en Jesús para todos. Y así es, Jesús no vino solo para el
pueblo judío, sino también para los paganos. Hoy podríamos decir que Jesucristo no viene solo para los cristianos, sino para todos los hombres, para los que nunca han creído en Él y para los que, habiendo creído en Él, han abandonado o perdido la fe.

 Y no pensemos solo en los países de misión, pensemos los hombres y mujeres, niños, Jóvenes y mayores que viven aquí, entre nosotros y no comparten, tienen olvidada la fe en Jesucristo, el Hijo de Dios, por la indiferencia religiosa imperante, el secularismo... Para todos ellos debemos ser luz que les ayude a emprender o a seguir el camino que le lleva a Dios. Hemos de ser misioneros, sembradores del Evangelio, catequistas, padres y madres cristianos, testigos de la alegría de Jesucristo.

La tarea de todo cristiano ante esta realidad no es solo lamentarse, sino ser Evangelizador, ser comunicador de la luz del Evangelio, la Buena y alegre Noticia de Jesucristo.
Este fue el gran descubrimiento del Concilio Vaticano II: La Iglesia no debe vivir encerrada en sí misma, solo preocupada por ella, por sus instituciones y por sus miembros. La Iglesia debe ser misionera, debe ser evangelizadora. La Iglesia ha de ser la buena samaritana que se acerque como Cristo a los heridos…para ofrecerle la buena medicina de la Misericordia de Dios.
Quizás hoy, en nuestro país, la Iglesia y los cristianos no vivimos suficientemente este espíritu evangelizador, más bien preocupados por nosotros y poco abiertos a los demás. La Fiesta de la Epifanía nos recuerda esta misión que Jesucristo nos encomendó. Misión que solo podremos realizar, si vivimos con alegría nuestra fe y con fe y alegría la intentamos comunicar. Comunicar la fe, es el mejor regalo que podemos hacer a los demás: a todos.
Demos gracias con alegría por la luz que nos permitido encontrar a Jesús, y por tantas personas que nos ayudaron a encontrarlo.

viernes, 5 de enero de 2018

RESULTADOS DE LA RECOGIDA DE ALIMENTOS, organizada por la Agrupación de Cofradías de Baeza,en colaboración de Cáritas Interparroquial.

1300 litros de leche
385 kg de azúcar
330 kg de harina
250 kg de cacao
450 kg de galletas
690 kg de tomate
705 kg de conservas
500 kg de legumbres
250 kg de arroz
330 kg de pasta
290 litros de aceite
77 litros zumo
194 kg de varios

TOTAL: 5746 kg/ l.

Limpieza
35 pastas de dientes
1300 Toallitas
30 pañuelos
35 esponjas
100 rollos de papel higiénico
600 servilletas
180 compresas
17 bayetas y estropajos
2 fregonas
15 cepillos de dientes
70 l. Productos de limpieza
343 l. Productos de Higiene

Total: 6159 l./kg.

GRACIAS POR VUESTRA GENEROSIDAD.
GRACIAS BAEZA.

jueves, 4 de enero de 2018

NACIMIENTO DE LA COFRADÍA DE LAS ANIMAS.
NACIMIENTO DE LA COFRADÍA DE LA BORRIQUILLA
NACIMIENTO DE LA COFRADIA DEL CALVARIO
NACIMIENTO DE LA COFRADIA DE LA HUMILDAD
NACIMIENTO DE LA COFRADÍA DEL RESCATE

NACIMIENTO DE SANTA CATALINA

NACIMIENTO DE LA VIRGEN DEL CARMEN