CONTACTA CON NOSOTROS

Todos los que queráis mandarnos vuestros comentarios y sugerencias podéis hacerlo a: parroquiasanpablo2011@gmail.com

domingo, 24 de junio de 2018

REFLEXIÓN DE DON MANUEL

DOMINGO XII DEL TIEMPO ORDINARIO “B”


 1º. VAMOS A LA OTRA ORILLA.

      Jesús nos invita a pasar con Él a la otra orilla. Estamos en una de las orillas del mar. Debemos subir a la barca de Jesús, atravesar el mar e ir a la otra orilla. Todo un signo de lo que debe ser nuestra vida cristiana.

      ¿Cuál es nuestra orilla ahora? Cada uno la conoce, conoce sus cosas, sus pobrezas, torpezas: egoísmos, orgullos, cerrazones, soberbias... la mujer, el marido, el vecino,... Quizás estemos instalados en nuestra orilla, como si fuese un castillo inexpugnable... y no nos damos cuenta de que hay la posibilidad de otra orilla más reconfortante, más gratificante. Jesús lo sabe y por eso nos dice, te dice: “Vamos a la otra orilla”.

      No somos nosotros solos, individualmente, los que estamos instalados mal. También el mundo con sus estructuras: “Sálvese quien pueda”, “el negocio es el negocio”, “ese es tu problema”...  Esta es la orilla en la que se encuentra aún nuestro mundo. Jesús nos dice a todos:

2. HAY OTRA ORILLA.

      El Evangelio entero es una descripción de cómo está proyectado por Dios el hombre y el mundo. Y es Jesús mismo con su manera de vivir, quien nos describe la otra orilla. San Pablo nos decía:“Nos apremia el amor de Cristo...  Cristo murió por todos, para que los que viven ya no vivan para sí, sino para el que murió”
      Hay otra forma de existir: “El que es de Cristo es una criatura nueva. Lo antiguo ha pasado, lo nuevo ha comenzado”.  Jesús está convencido de que podemos atravesar el mar  y llega al otro lado; de que podemos transformar nuestra manera de vivir y la manera de vivir nuestra sociedad.
                                                          

3º. SE LEVANTÓ UN FUERTE HURACÁN

      Creer en Jesucristo, pasar con él a la otra orilla, implicar atravesar la tormenta y la tempestad... “Se levantó un fuerte huracán...” La Iglesia de Marcos (siglo 1º) ya conoció esta situación. El grupo de los creyentes se hundía: las persecuciones, las infidelidades, los miedos, el desánimo se apoderó de muchos. Ahora también encontramos dificultades que nos parecen insuperables para atravesar el mar de los egoísmos personales y sociales...

      Quien mejor conoce estas dificultades es Jesús. Jesús se ha dejado la piel. Quizás en este temporal tendríamos que dejar: bolsillo, cargo, fama, comodidades, seguridades aparente... Cuando hayamos perdido muchas de estas cosas, acudiremos a Jesús para decirle: “¿No te importa que nos hundamos?”

4º. SILENCIO, CÁLLATE.

      El final es seguro e impresionante: “Cristo murió por todos... y resucitó por ellos”. “El viento cesó y vino una gran calma”. Como dice Job: “El Señor cerró el mar con una puerta... y le dijo: Hasta aquí llegarás y no pasarás”.Jesús es el Señor de quien habla Job.

      Pero, ¿quién es este?, se preguntaban aquellas gentes. Nosotros podemos responder: Este es el Señor, que ha hecho el cielo, la tierra, el mar y cuanto contienen.
      Saldremos a la calle, casa, escuela, fábrica, oficina...: Lo diremos con hechos y palabras. Que Cristo nos ayude con la intercesión de su Madre, la Virgen Maria. 

lunes, 18 de junio de 2018

La Real Archicofradía de Santa María del Alcázar y San Andrés Apóstol invitan a todos los fotógrafos de Baeza a participar en el anuario que la Archicofradía edita con motivo de las fiestas Patronales de Agosto.

Por tal motivo, todo aquel  hijo de Baeza que quiera colaborar mediante la aportación de fotógrafias puede hacerlo antes del 1 de Julio enviando una selección al comité de redacción: javier.ruizolivera@gmail.com



domingo, 17 de junio de 2018

Peregrinación De Jóvenes A Taize

Quedan tan solo 13 plazaslibres para viajar a Taizé. 

Si aún te lo estás pensando, no lo dejes más. El día 30 se acaba el plazo de inscripción, si no se acaban antes las plazas. 

Comparte con todos los que puedan estar interesados. 

Información e incripciones, pulsando AQUÍ 

___
Delegación Episcopal de Juventud
Diócesis de Jaén
descubre.es
delejujaen@gmail.com

REFLEXIÓN DE DON MANUEL

DOMINGO XI DEL TIEMPO ORDINARIO “B”
      Después de celebrar las Solemnidades cristianas, recomenzamos el tiempo litúrgico llamado “ordinario” en  el que la liturgia nos irá presentando la vida pública de Jesús con su predicación y sus milagros de la mano de San Marcos, con la intención de seguir los pasos de Jesús como lo hicieron los mismos discípulos por los caminos de Galilea y de Judea, para asistir a la mejor escuela posible, la de estar con Jesús para aprender de Él, hacer nuestros sus sentimientos y su manera de vivir.
       Observamos que el hombre de hoy busca la eficacia rápida y a corto plazo en todo cuanto realiza; que el hombre de hoy quiere reducir al máximo el espacio entre la siembra y la cosecha. Así nos lo muestra la publicidad: “Aprenda un idioma en diez días”, “limpie la cocina en diez minutos, apriete un botón y obtenga de inmediato el efecto deseado…”
     Sin embargo este criterio, este ritmo no es el que sigue el crecimiento del Reino de Dios. Así nos lo ha recordado el Evangelio proclamado.  El Reino de Dios es como una pequeña semilla, la más pequeña, que Dios la deposita en el corazón y va creciendo poco a poco, casi de forma imperceptible. Y ante este ritmo de crecimiento, de maduración, nos solemos preguntar:
¿Dónde está el Reino de Dios?, ¿en qué se nota la salvación de Dios, la fuerza de Dios en nuestro mundo? ¿Para qué sirven tantos esfuerzos, si parece que todo sigue igual?   Lo mismo suele ocurrir en nuestra vida personal:“Yo que tanto hago, qué tanto me esfuerzo…Y que pocos resultados obtengo y veo”
                                         
    Así les ocurría a los discípulos de Jesús: Querían ver las cosas y los resultados claros. Si Jesús decía que iba a venir el Reino de Dios, querían que ya se notase. Si Dios iba a  cumplir sus promesas, pues que se viese que todo cambiaba, que se notase que Dios estaba allí con su poder y su eficacia…
      Y comenzaban a ponerse nerviosos al ver que seguían a Jesús y que todo seguía más menos como siempre. Era verdad que con Jesús se creaba un clima, un ambiente diferente al anterior: nuevas ganas de vivir, un empuje, una confianza, una esperanza, que Jesús derramaba a su paso signos de salvación palpable: enfermos, hombres y mujeres que encontraban su dignidad… Todo ello era verdad.
     Sin embargo no se sentían satisfechos. Ellos esperaban más. En cierto modo se sentían decepcionados…               Por ello Jesús les dice y nos dice hoy algo muy sencillo: Que el Reino de Dios está dentro de nosotros, quizá sin que nos demos cuenta, como una semilla que parece pequeña. Pero esta semilla germina y crece, sin que sepamos cómo. Germina y crece y echa ramas hasta cobijarse en ella los pájaros.
     ¿Qué nos quiere decir? Una exhortación a la paciencia y a la constancia… No, sino que el Reino de Dios que Jesús nos trae de parte del Padre y que desea implantar en la tierra, no consiste en un conjunto de soluciones claras, victoriosas, fáciles y rápidas para todos los problemas, sino que es algo que se realiza según el estilo débil de la condición humana, el estilo débil que el propio Dios asumió como suyo al hacerse hombre.
                                            
      El Reino de Dios no consistirá en que todo se arregle de golpe y triunfalmente. Será, consistirá en las ganas de vivir que Jesús crea a su alrededor, el empuje lleno de dignidad divina, la firmeza en anunciar el Evangelio, la silenciosa fidelidad con que tantos hombres y mujeres han vivido y viven el amor de Dios... Todos podíamos poner ejemplos.
     Un joven que dedica una tarde cada semana para asegura la buena marcha de los estudios de un chico enfermo.
     Una señora que dedica cinco horas a la semana para acompañar a una viejecita al médico y ayudarla en todo.
     La familia que organiza su casa con austeridad para colaborar con ONGS para proyectos de desarrollo.
     El que comparte un día de su salario con los parados...
     El voluntario de caritas que escucha, atiende y trata de orientar y ayudar a resolver los problemas de otros.
     Esa es la lección: Que uno es el que siembra, otro el que labra, otro el que siega; pero Dios es el que hace crecer,  germinar y desarrollar su Reino en nuestro mundo.
     Por eso, siempre tenemos confianza, una confianza que nos contagia Jesús y nos pide poner nuestra vida… al servicio del Reino de Dios.
     Así este pan y este vino tan humildes se convertirán en  Cuerpo y en su Sangre para la vida del mundo.

jueves, 14 de junio de 2018

AGRUPACIÓN ARCIPRESTAL DE COFRADÍAS Y HERMANDADES DE BAEZA comunica:

Que una vez reunido el jurado para la elección del cartel de Semana Santa 2019, cuya Imagen Titular es el Santísimo Cristo de la Yedra, compuesto por:
Doña Rocío Poza Cruz,
D. Pedro Salcedo Martínez,
D. Pedro Ponce Pérez,
D. Manuel Domínguez Moreno,
Doña Manuela García Checa,
Doña Josefa Cruz Gámez,
D. Jordi Cahue  y
D. Francisco Lázaro Perales, secretario de la Agrupación de Cofradías, que toma nota y da fe.
Tras un total de 40 fotografías presentadas, resultan como ganadores del concurso del cartel de Semana Santa de Baeza 2019:

Primer Premio: D. Cristóbal Tornero Cruz.
Segundo premio: D. Juan Carlos Álamo Álamo.
Tercer premio: D. Cristóbal Tornero Cruz.

Del mismo modo, una vez reunido el jurado para la elección de la portada del libro de Semana Santa 2019, cuya Imagen Titular es el Santísimo Cristo de la Buena Muerte, compuesto por:
Doña Rocío Poza Cruz,
D. Francisco Cruz Cruz,
D. Pedro Ponce Pérez,
D. Manuel Domínguez Moreno,
Doña Manuela García Checa,
D. Juan Luis Guarido Bajo,
D. Jordi Cahue  y
D. Francisco Lázaro Perales, secretario de la Agrupación de Cofradías, que toma nota y da fe.
Tras un total de 29 fotografías presentadas, resultan cómo ganadores del concurso Programa de Semana Santa de Baeza 2019:

Primer Premio: D. Antonio J. García Cruz.
Segundo premio: D. Antonio J. García Cruz.
Tercer premio: D. Carlos Arcos Cruz.

La Agrupación de Cofradías de Baeza felicita a los ganadores y agradece la participación a todos los fotógrafos que han participado en este concurso.