CONTACTA CON NOSOTROS

Todos los que queráis mandarnos vuestros comentarios y sugerencias podéis hacerlo a: parroquiasanpablo2011@gmail.com

lunes, 29 de febrero de 2016



CARTA IMPORTANTE A LOS AGENTES DE PASTORAL DE SAN PABLO


              Mis queridos colaboradores en la pastoral de nuestra Parroquia (Religiosas, adoradores-as, catequistas con sus niños, Cofradías y cofrades, grupos caritas, de liturgia, de salud..: Quiero desearos que la paz y la alegría de Cristo, el Rostro Misericordioso de Dios estén en vuestros corazones.


        Con esta carta quiero convocaros a la celebración de las “24 HORAS CON EL SEÑOR”, a las que el Papa Francisco y nuestro SR. Obispo Ramón nos invitan a participar en este Año Jubilar de la Misericordia.

 
         En Baeza dicha celebración  será en el Convento de Santa Catalina. Comenzará el día 4 de Marzo, viernes, a las 18,30 horas y terminará el día 5, sábado, a las 18,30 horas.               
      

         Queremos estar con el Señor, pedirle por el fruto de este Año de Gracia y darle gracias por su Misericordia.

         Se pondrán en público en el tablón de anuncios de la Parroquia los grupos que participan y el horario de cada grupo.

         

          PROCURA NO FALTAR CON TU GRUPO, A LA HORA ASIGNADA.

 
Recibid mi oración y mi afecto.  D. Manuel

REUNIÓN GENERAL DE CATEQUISTAS DE S. PABLO


          Mis queridos-as hermanos-as catequistas: Que EL Rostro de la Misericordia de Dios presida vuestros corazones.

          Me alegro de saludaros a todos. Se acerca la Celebración de la Semana Santa, centro del Año Litúrgico y el Encuentro Diocesano de todos los catequistas en Jaén para celebrar El Jubileo de los catequistas con nuestro Sr. Obispo (Día 12 de Marzo, sábado).

          Creo que es preciso y necesario reunirnos los catequistas de nuestra Parroquia para preparar con esmero e interés dichas Celebraciones.
       

            Por ello, os convoco esta vez a todos-as catequistas para tratar de dar algunas orientaciones importantes al respecto.  La reunión será el día 29 de Febrero, Lunes, de 19,30 a 20,30 horas,          


           Se os entregarán las obras de la Misericordia en dibujos explicados para cada niño.

POR LA IMPORTANCIA DE LOS ASUNTOS A TRATAR TE PIDO, POR FAVOR, QUE NO FALTES. SEREMOS PUNTUALES,

sábado, 27 de febrero de 2016


¡24 horas con el señor, en baeza!
Lugar: convento santa catalina
Comienzo: día 4 a las 18,30 horas.
Termina: día 5 a las 18,30 horas.
-Abierto a todos
-Habrá horarios y grupos.

REFLEXIÓN DE DON MANUEL PARA EL DOMINGO


DOMINGO TERCERO DE CUARESMA CICLO C

     Queridos hermanos, estamos ya en el centro de la Cuaresma, tiempo de gracia y de conversión a Dios. Es una invitación a mirarnos por dentro, a analizar las raíces profundas de nuestra vida. No basta con una limosna de más o un rezo añadido… Se trata de conocer más y mejor a nuestro Dios, de apegarse a Él y de reconocerle como el Tesoro y lo más importante de nuestra vida…  Hoy la Palabra de Dios proclamada nos da a conocer perfectamente quién y cómo es nuestro Dios:

     A) El Dios cercano, solidario y liberador: “He visto la opresión de mi pueblo…, me he fijado en sus sufrimientos…, voy a bajar a liberarles”. Es el Dios que ve, que oye, que siente. Dios es entrañable, Dios se compadece, Dios también sufre. Y más adelante:

     - “Soy el que soy. He bajado. Yo estaré contigo”. Dios se acerca, ayuda, acompaña. Dios quiere estar al lado del hombre para acompañarlo y ayudarlo. Se hará definitivo y pleno en la Encarnación: Dios con nosotros.

     - Es el Dios que libera, que no tolera ninguna opresión ni esclavitud. He bajado para liberarle. Quiere para todos sus hijos el respeto y la dignidad que merecen, la vida  plena. 

     - La compasión de Dios no se reduce a sentimientos, es enérgica y operativa; su compasión es pasión, fuerza apasionada y liberadora… Cuando Dios se acerca, cuando Dios pasa, se rompen las cadenas, es el principio de la Pascua. Así ocurre hoy con cada uno de nosotros. Nos quiere liberar de toda esclavitud que podamos sufrir, nos quiere orientar y salvar en nuestras dificultades, en nuestra lucha, en nuestras debilidades. Reflexiona, pues.

     B) Es el Dios de la paciencia y la esperanza. Si estamos queriendo conocer a Dios, el Evangelio de hoy nos ofrece otra clave de aproximación: Dios espera coger los frutos en su huerto. Es normal. Ha plantado un árbol, una higuera y la ha cuidado con esmero. Debiera dar frutos buenos y abundantes… Y la higuera no responde a las expectativas. Entonces, el dueño, Dios, en vez de cortarla, aguanta y espera, cultiva y espera, sigue cultivando y espera. Tiene fe en el árbol. Quizá haya que cambiar el cultivo. Dios sigue esperando, un año y otro y otro. Y es que el amor espera siempre, sin límites. Como esperaba el Padre la vuelta del hijo. ¿Cuántos años esperando?

     Cristo que llama a (nuestra) tu puerta, también espera que le abramos. ¿Cuánto tiempo lleva esperando? La imagen de Cristo en la cruz puede ayudarnos a comprender: “Pero, ¿cómo te digo que me esperes, si estás para esperar, los pies clavados?”  

     Una vez decididos, una vez, en su casa, una vez sentidos amados y ¡con qué amor!, nos pide que respondamos con una conversión seria hacia Él y hacia los hermanos.   -Hacia Él, cultivando nuestra vida específica espiritual, nuestra o mejor su relación conmigo. A saber, trato con Él, amistad, relación, conocimiento, confianza: oración y sacramentos.

                    -Hacia los hermanos: Ve, yo te envío para que saques a mi pueblo… Dios quiere mediaciones, necesita de colaboradores… Te necesita a ti para realizar la obra maravillosa de liberar, de salvar al mundo. Para realizar la obra de su amor en nuestros días… Parroquia, familia,…

CONCRETANDO: Dios nos ha repartido con su Espíritu sus dones, sus carismas. Todos estamos llamados a vivir su amor… Pero cada uno en su vocación y de acuerdo con los dones recibidos. Necesitamos replantearnos la vida, hacer nuevos planteamientos…

     La Eucaristía, esta Eucaristía es el Paso de Cristo de la muerte a la vida… Y de cada uno de nosotros de este mundo al Padre. Porque no puede ser mi oportunidad definitiva. Dios, tu Dios, así lo espera.

viernes, 26 de febrero de 2016


XXXIII Concierto de Semana Santa, organizado por la Agrupación Arciprestal de Cofradías de Baeza. A cargo de la Banda de Música de Baeza, bajo la dirección de D. Martin Morales Lozano. SÁBADO DÍA 5 DE MARZO a las 20 30 horas en el Teatro Montemar. Entrada gratuita hasta completar aforo. Retirada de invitaciones en el teatro antes del concierto.

domingo, 21 de febrero de 2016

REFLEXIÓN DE DON MANUEL PARA ESTE DOMINGO


DOMINGO SEGUNDO DE CUARESMA. CICLO “C”

         Queridos hermanos:        

         Desde el Miércoles de Ceniza, hace doce días, los cristianos estamos caminando con Jesús hacia Jerusalén donde vamos a morir y a resucitar con Él: Celebraremos la Pascua cristiana, dando muerte al pecado y viviendo ya en gracia para Dios y los hermanos...

         Y hacemos este camino, que es la Cuaresma, escuchándolo, poniendo nuestros ojos y nuestro corazón en Él, pues Cristo es nuestro Maestro, nuestra Verdad, la Palabra definitiva de Dios Padre, su Hijo predilecto. Intentamos ser también como Él verdaderos hijos de Dios, renovando nuestra vida. Seamos conscientes de ello.

         En la Palabra de Dios proclamada hemos contemplado la figura de Abraham como modelo de fe y de fidelidad a los planes de Dios. No le resultó nada fácil a Abraham cumplir la misión que Dios le encargaba: Tuvo momentos de miedo, le tentó la duda... Pero se fió de Dios y fue fiel a su misión...

         También a nosotros puede ser que nos vengan dudas, desánimos y, alguna vez, la noche oscura y el terror... Intentamos ser buenas personas, seguidores de Jesús, pero seguro que en nuestra vida alguna vez “se ha puesto el sol”... Tal vez ahora; y nos ha invadido el desánimo, la desilusión... ¿Dios para qué?
      

         Imitando a Abraham, hemos de ser fieles a Dios no sólo cuando todo es fácil, sino también en momentos de contrariedad y cuando nos tientan las mil voces de este mundo. Poner ejemplos concretos...Míos y de otros.  ¿Qué hacer? Al no ver resultados, que sólo responden minorías..., lo más fácil es abandonar, desertar, evadirse, no complicarse...

         Como a Pedro, a Santiago y a Juan, es el mismo Cristo, nuestro Maestro, quien nos indica mejor el camino que hemos de seguir. Ellos también estaban cansados y no acababan de entender el programa de salvación y de vida de su Maestro. No entendían qué sentido podía tener la Cruz en su programa, su padecer, los azotes... No entendían...

         Sin embargo la Transfiguración les animó a su seguimiento: Así lo recoge la oración del Prefacio de hoy: “Después de anunciar su muerte a los discípulos, les mostró en el monte santo el esplendor de su gloría, para testimoniar que la pasión es el camino de la resurrección”.

         También a nosotros nos conviene recordar que el desierto de la Cuaresma: la oración, el sacrificio, la caridad...tiene como meta la alegría de la Pascua. Que la noche siempre tiene aurora, que la Cruz no es meta sino medio. Que nos son ni serán vanos nuestros esfuerzos por vivir según Cristo, en medio de un mundo que no nos ayuda en es dirección.

         Así pues, recuperemos hoy la esperanza, la ilusión la valentía de ser fieles al seguimiento de Jesucristo en medio de nuestras dificultades y cruces, en el trabajo, en la familia, en el estudio, en las relaciones, en el apostolado...
  

         Como lo fue Pablo. ¡Cuántas veces dio él testimonio de su fidelidad a Cristo en medio de persecuciones, azotes, y prisión, y finalmente el martirio!

         Hoy se queja de que “hay muchos que andan como enemigos de la cruz de Cristo, y su paradero es la perdición... Solo aspiran a cosas terrenas... Nosotros, por el contrario, somos ciudadanos del cielo”.

         Nos ofrece el testimonio valiente de su verdadera transfiguración al modo y manera de su Maestro, Jesucristo.

         Cada vez que celebramos la Eucaristía, escuchamos al Maestro, que nos ha enviado Dios: “Este es mi Hijo, escuchadle”. Él es quien nos va enseñando el camino que nos lleva a la salvación, y nos anima en nuestra vida de fe.

miércoles, 17 de febrero de 2016


MISERICORDIA ES EL D. N. I. DE DIOS Y DEL COFRADE

     Los cristianos, y más aún los cofrades, sabemos por experiencia que el verdadero rostro de Dios es el amor misericordioso. Que la misericordia es el  carnet de identidad de Dios. Misericordia significa abrir el corazón al miserable, es la actitud divina que abraza, la entrega de Dios que acoge, que se presta a perdonar…, y que se ha manifestado en Jesucristo.

     El Papa Francisco ha invitado a la comunidad cristiana universal a vivir un Año Jubilar en el que descubramos y experimentemos la misericordia de Dios en lo personal y en lo comunitario.

     Los cofrades nos ponemos en camino esta cuaresma para vivir este Año Jubilar de la Misericordia. Queremos saborear el amor misericordioso de Dios para con nosotros y para con los demás, pero también queremos ser Samaritanos, poniendo por obra la misericordia que recibimos de Dios.

     Este año  el Señor quiere sorprendernos; nosotros debemos dejarnos sorprender  por su rostro misericordioso y por su perdón vivo y constante. Estamos llamados a redescubrir la riqueza del Sacramento del Perdón, a celebrarlo y a ejercitarnos en las obras de misericordia.

     En la vida observamos que todas las personas somos conscientes de nuestra debilidad humana y de nuestro pecado, aunque nos cueste reconocerlo y a veces de ocultarlo.   

     También observamos que nos gusta que nos quieran, que  nos quieran tal y como somos, que nos valoren, que nos perdonen.  Y cuando eso ocurre, nos llenamos de satisfacción, alegría y gozo.

     Muchos hermanos cofrades viven una alegría inmensa cada vez que se confiesan; experimentan que Dios les ama y es misericordioso con ellos, a pesar de sus infidelidades y de sus pecados.

     También experimentamos que la misericordia vivida con el otro aporta una satisfacción indescriptible tanto en quien la realiza como en quien la recibe.

      Lo cierto es que Dios se revela a sí mismo a lo largo de la Historia de la salvación y se manifiesta en su actuar  como es, y lo que quiere de los hombres que han salido de sus manos libremente y por amor.

      Pero fue en su Hijo Jesucristo, el Dios encarnado, donde se expresa de un modo libre, lo que es Dios. Cristo  manifiesta el rostro de Dios con sus palabras, obras y su vida… Por eso, contemplando a Cristo estos días, experimentamos el verdadero rostro de Dios. El Dios misericordioso y compasivo nos sale al encuentro en Jesús de Nazareno para que nos acerquemos a él, vivamos  y acojamos la misericordia que constantemente nos ofrece.

     El Evangelista San Juan nos presenta a Dios como el amor que se hace patente por su cercanía, compasión, misericordia,  ternura, entrega, búsqueda constante. Pero es San Lucas quien expone de modo singular la misericordia divina, sobre todo en el capítulo 15. Es el Dios que acoge, perdona, que no tiene en cuenta el mal, que es paciente, confía, espera y ayuda con su gracia.

     Dios misericordioso ha salido a nuestro encuentro. Y es sólo ese encuentro misericordioso el que puede transformar nuestras vidas como lo ha hecho con la vida de tantos santos en la historia.

     Clemente de Alejandría decía “Jesús es el único capaz de curar nuestras heridas, porque corta los sufrimientos de manera absoluta y hasta la raíz”.

    Es necesario, pues, que no solo conozcamos la misericordia de Dios regalada en su Hijo Jesucristo sino que la experimentemos en carne propia. ¡Qué hermoso acogerla y celebrarla en el Sacramento de la Confesión!

Seguro que al vivirla con gozo estaremos dispuestos a comunicárselo a otros para que puedan descubrir el verdadero rostro de Dios y alegrarse de disfrutar su  misericordia. 
D. Manuel Peláez Juárez,
Párroco S. Pablo.

BUENA INICIATIVA DE LA PARROQUIA HERMANA



domingo, 14 de febrero de 2016

REFLEXIÓN DE DON MANUEL PARA ESTE DOMNGO

DOMINGO PRIMERO DE CUARESMA CICLO  “C”

          Queridos hermanos: Hemos comenzado la Cuaresma. Hoy es el primer Domingo: Tiempo de gracia y de conversión. El Espíritu nos conduce al desierto con la intención de que el amado nos hable al corazón. No perdemos de vista que caminamos hacia la Pascua, para renovar nuestra fe, para renovarnos interiormente y llevar una vida nueva, allí donde cada uno actúe y viva.

          Apenas nos hemos encontrado con el Señor, le hemos presentado nuestro mayor deseo en la oración de la Misa: “Avanzar en la inteligencia del Misterio de Cristo y vivirlo en su plenitud”. Es lo que pretendemos en este tiempo: -CONOCER MEJOR EL MISTERIO DE CRISTO, no tanto a nivel de ideas, sino las actitudes íntimas, los sentimientos más profundos, sus deseos, sus vivencias

                                                       -VIVIRLO EN SU PLENITUD: Queremos entrar dentro del Misterio, y comulgar con su persona. Queremos compartir, hacer nuestro su camino, para llegar como Él a su culminación en la Pascua, cuando el amor obtuvo su victoria decisiva y completa.  Pero nunca conseguiremos este objetivo, conocer y comulgar con el Misterio de Cristo, si no nos convertimos de verdad, si no nos volvemos a Él, pues nuestra vida es muy distinta a la de Cristo. 

          Si no, revisemos un poco nuestra vida. ¿Cómo puedes llegar a compenetrarte con lo más íntimo de Cristo si sigues siendo una persona cómoda, egoísta, vanidosa, superficial? ¿Cómo  quieres resucitar con Cristo, si no quieres morir a nada, a tu orgullo, a tus prejuicios, a tus viejas costumbres? ¿Cómo quieres llegar a ser un hombre nuevo, si tanto te gusta el traje viejo que llevas?

          Vamos, pues, a decidirnos, a convertirnos a Jesús, a empezar a mirar fijamente a Cristo, para irnos configurando con Él. Podrías asustarte si miras los obstáculos, pero si miras a Jesús encontrarás una alegría y una fuerza que no sabes de donde te viene. El está en la meta, atrayéndote, pero corre también junto a ti y te trasmite el aliento de su Espíritu, de su amor. Por tanto no tengas miedo. Jesús es tu entrenador y tu guía, será también tu recompensa y tu medalla de oro, tu felicidad consumada.   
                                              
          La Cuaresma comienza presentándonos a Jesús en  combate. Ahora entendemos que en verdad se ha encarnado, se ha metido en nuestra historia, asumiendo todas y cada una de sus propiedades y su debilidades, como tú.

          Jesús tiene un objetivo, una meta en su vida: Conseguir la salvación de los hombres, pero tiene que elegir el camino a seguir. El camino del poder o del servicio. El de acaparar o el de compartir. El del triunfalismo o el de la humildad. Son también nuestras tentaciones u opciones. 

  Jesús reafirma su fe y su adhesión incondicional a Dios Padre. Luego volverán momentos de prueba, los más duros, algunos terribles, como Getsemaní y la cruz. Pero el Señor mantendrá firme hasta el final su opción por cumplir la voluntad del Padre.

           Es esta opción de Cristo por la fe en Dios, es su adhesión absoluta a los designios del Padre lo que queremos resaltar y extraer como enseñanza y como camino a seguir. No nos detenemos en el contenido de cada tentación. Es ese “decidirse por Dios” lo que elegimos como respuesta y compromiso a la llamada de conversión que Él nos ha dirigido al comenzar la Cuaresma.

          Decidirnos por Dios va a suponer cambiar nuestra mentalidad por la suya. Cambiar nuestros ídolos por Él, nuestro único Dios y Señor. Para ello es necesario familiarizarnos con el pensamiento, con los planes y con el corazón de Dios: Escuchar su Palabra, reflexionar y hacer nuestro su mensaje, revisar nuestras actitudes. Orientar el rumbo de nuestra vida dando un viraje. Sentir cerca el cobijo y el apoyo del Señor que camina a nuestro lado.

          Para conseguir todo eso, que constituye la conversión, se nos ofrece todo este tiempo de gracia que es la cuaresma. Semana a semana se nos irán abriendo etapas nuevas, metas concretas. Hoy se nos pide la opción inicial: “Decidirnos por Dios”.

          En el intento de convertir en realidad nuestra adhesión a Dios, tampoco nos va a faltar las pruebas y las dificultades.  Pero el camino de la victoria ya está trazado por Cristo. Y ahora mismo, en la eucaristía, se va a repetir y se nos va a aplicar a cada uno de nosotros. En la cesta de nuestra ofrenda, como en la de los israelitas, va nuestra fe y nuestra adhesión a Dios. Pero en esta va algo infinitamente mejor: va el mismo Cristo con su triunfo contra la tentación. Un triunfo que se nos va a dar en comunión para que sea nuestra fuerza y nuestra ayuda.

EL CORO DE NUESTRA PARROQUIA EN EL FESTIVAL DEL ENCUENTRO DE LA MISERICORDIA


LOS NIÑOS TARSICIOS DE BAEZA VISITARON EL ENCUENTRO DIOCESANO DE LA MISERICORDIA EN JAÉN




 Una jornada intensa la de ayer sábado en la visita al Encuentro Diocesano de la Misericordia en Jaén. Hubo tiempo para todo, nuestra primera visita fue al Señor Eucaristía, con un ratito de oración. A continuación los niños pudieron disfrutar de todos los stand que distintos movimientos, asociaciones y delegaciones expusieron.
Tras la Eucaristía presidida por el Sr. Obispo de Jáen, Don Ramón del Hoyo, quien saludo personalmente a los niños, nos juntamos para comer y compartir las experiencias vividas.
Después en el salón de actos, pudimos acompañar y aplaudir a los coros de las parroquias que se presentaron al festival, especialmente  a los de Baeza, San Pablo y San Andrés, que cantaron estupendamente.
Como el tiempo nos dió un pequeña tregua, acabamos la jornada con una visita a uno de los parques de la capital.
Un día feliz en el que monitores y niños disfrutamos de las distintas manifestaciones de la MIsericordia de Dios.

viernes, 12 de febrero de 2016

PROGRAMA DE CUARESMA

FEBRERO, 2016

      X  10     Día de Ayuno y Abstinencia.

      X  10    17,30 H.  Imposición de la ceniza para todos los niños.
      X  10    19,00 H.  Eucaristía con imposición de la ceniza.
     
      J  11    19,30 H.  Oración guiada ante el Santísimo.
 
      V  12    Día de abstinencia.
                  19,30 H.  Vía Crucis a cargo de catequistas.
 
      D  14   19,30 H. Oración ante el Santísimo al comenzar la
                                  Cuaresma.
 
      J   18   19,30 H. Oración guiada ante el Santísimo
 
      V  19   Día de abstinencia
                 19,30 H. Vía Crucis a cargo del Grupo de Liturgia.
     
      J  25   19,30 H. Oración guiada ante el Santísimo.       
    
     V 26  Día de abstinencia.
              19,30 H. Vía crucis a cargo de Caritas Parroquial.         
 
 
MARZO, 2.016
 
      J   03   19,30 H. Oración guiada ante el Santísimo.
 
      V   04  Día de abstinencia.
                 19,30 H. Vía crucis a cargo de Pastoral de la Salud.       
 
      L  07   17,30 H. Ejercicios espirituales para toda la comunidad.
 
      M  08   17,30 H. Ejercicios espirituales para toda la comunidad.   
     
       X  09  17,30 H. Ejercicios espirituales para toda la comunidad.
 
      V  10  19,30 H. Oración guiada ante el Santísimo.
                                                                                           
      V  11  Día de abstinencia.
                17,00 H. Los niños de 5º, 6º Y 1º de Eso. Preparan la
                               Semana Santa.
 
     MA 15 19,30 H. CELEBRACIÓN C. DE LA PENITENCIA PARA
                                TODOS (VENDRAN VARIOS SACERDOTES)
 
      J  17  19,30 H. Oración guiada ante el Santísimo.      
 
      V  18  VIRGEN DE LOS DOLORES
 
      S  19   SOLEMNIDAD DE SAN JOSÉ
 
      D   20    DÍA DEL SEMINARIO
                                              
 
      NOTAS: 1ª TODOS LOS DÍAS LA PALABRA DE DIOS SERÁ 
                          COMENTADA EN LA EUCARISTIA  
                     
                     2ª LOS ACTOS RELIGIOSOS DE SEMANA SANTA
                       SE PUBLICARÁN EN EL LIBRO DE COFRADÍAS
                       Y SE EXPONDRAN EN LA ENTRADA DEL TEMPLO                               

miércoles, 10 de febrero de 2016

Agrupación de Cofradías de Baeza recuerda.
 Esta noche a las 21 horas en la Santa Iglesia Catedral.

SANTA MISA CON IMPOSICIÓN DE CENIZA.

Presidirá la Eucaristía el Rvdo. Sr. D. Domingo - Ant. Pérez Fernández, Consiliario de la Agrupación de Cofradías.

 La Capilla Musical estará a cargo de D. Francisco Lázaro Perales y Dña. María José Pérez López.

Se ruega se haga extensiva esta invitación a todas las Juntas de Gobierno, cofrades y fieles en general.

La Agrupación de Cofradías os desea una feliz y Santa Cuaresma.

Carta Pastoral: En el umbral de la Cuaresma

 
Queridos fieles diocesanos:
1. El próximo día diez de este mes es Miércoles de Ceniza. Con él comienza la Cuaresma.
El nombre de Cuaresma es sinónimo de cuarentena. La liturgia lo toma prestado de la Sagrada Escritura, en la cual se habla, muchas veces, de cuarenta días, como los que pasó Jesucristo en el desierto haciendo oración y ayunando; cuarenta años también anduvo el Pueblo de Dios en el desierto; cuarenta días estuvo Moisés en el Sinaí; cuarenta son los días durante los cuales los cristianos preparamos la Semana Santa.
El Papa Francisco nos dice, en la Bula del Jubileo de la Misericordia, que “la Cuaresma de este Año jubilar ha de ser vivida con mayor intensidad, como momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios. ¡Cuántas páginas de la Sagrada Escritura pueden ser meditadas en las semanas de Cuaresma para redescubrir el rostro misericordioso del Padre!”. Lo que importa es seguir descubriendo en Cristo ese rostro.
 
2. Su Mensaje para la Cuaresma, en esta ocasión, lleva por título: “Misericordia quiero y no sacrificio” (Mt 9,13) y nos invita a practicar “las obras de misericordia en el Camino Jubilar”.
Se trata de una exhortación breve y muy densa de contenidos en las líneas que él mismo ha trazado a la Iglesia en su Bula de convocatoria para el actual Jubileo que estamos celebrando. Les invito a su lectura reposada. La encontrarán en la página del Obispado.
 
Únicamente me permito destacar alguno de sus apartados:
– La profunda reflexión que nos ofrece sobre la historia de la misericordia divina, que alcanza su culmen en el Hijo de Dios hecho hombre. Primer anuncio, nos dice el Papa, que siempre hay que volver a escuchar y siempre hay que volver a anunciar (n. 2).
– La misericordia de Dios es siempre un milagro que transforma nuestro corazón y nos hace, a su vez, capaces de ser misericordiosos, a traducir en gestos concretos nuestra ayuda al prójimo, en el cuerpo y en el espíritu (n. 3). Es un precioso canto del Santo Padre a las obras de misericordia.
– Insiste en recordarnos, asimismo, la importancia que puede tener para nosotros, durante el tiempo cuaresmal: escuchar la Palabra de Dios y participar en la iniciativa de las 24 horas para el Señor
 
3. Finalmente, tanto en la Bula de convocatoria del jubileo, como en su Mensaje cuaresmal, el Papa Francisco se refiere también a los Misioneros de la Misericordia, cuyo signo concreto será mostrar cercanía y el perdón de Dios y al Sacramento de la Reconciliación, que pone en el centro de nuestro encuentro personal con el Señor y nos permite, dice, “experimentar, en carne propia, la grandeza de la misericordia”.
 
Los confesores deberemos ser, durante este tiempo, “verdaderos signos de la misericordia del Padre… participar de la misma misión de Jesús y ser signos concretos de la continuidad de un amor divino que perdona y salva… (para) acoger a los fieles como el Padre de la parábola del hijo pródigo”. “Ninguno de nosotros –dice el Papa a los sacerdotes- es dueño del sacramento, sino fiel servidor del perdón de Dios”.
 
 ¡Santa Cuaresma para todos!
 
Con mi saludo en el Señor.
+ Ramón del Hoyo López
Obispo de Jaén