CONTACTA CON NOSOTROS

Todos los que queráis mandarnos vuestros comentarios y sugerencias podéis hacerlo a: parroquiasanpablo2011@gmail.com

viernes, 30 de marzo de 2018

HOMILÍA DE DON MANUEL

VIERNES SANTO DE LA PASIÓN DEL SEÑOR
              Queridos hermanos en Cristo Jesús.

            Hoy es Viernes Santo de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo. Hoy sobran las palabras o, mejor, las palabras se quedan vacías, porque no pueden expresar lo que estamos celebrando: El gesto que ayer contemplábamos admirados, gesto de un Dios inclinado a nuestros pies, hoy se hace gesto de cruz, de muerte, de silencio.
             
            Hoy Dios habla muriendo, entregándose. Dios no se ha reservado nada; ha dado todo lo que podía dar. HA DADO SU VIDA EN LA CRUZ. La Cruz, se hace así signo que recoge todo el plan salvador y liberador de Dios. Si sabemos escuchar la Cruz desde lo más hondo del corazón, ya hemos escuchado todo. ¡Es la Palabra definitiva de amor!

            1.- VIERNES SANTO, DIOS EN COMUNIÓN.
             
            ¡Escuchemos, pues, bien la Cruz!; miremos, pues, bien la Cruz! La Cruz se hunde en lo profundo de la tierra, en lo más profundo de la historia de la humanidad, en lo más íntimo de nuestra propia historia personal. Porque Dios nos ama a cada uno de nosotros en nuestra más profunda realidad. Es el gran empeño de Dios que nos busca en nuestra propia realidad y verdad.

              En este amor de Dios que se hunde en nuestra historia personal (vida), se hace verdad todo el recorrido de Jesús buscando a los pobres, a los enfermos, a los abandonados, a los pecadores. En la cruz de Jesús, Dios nos ha encontrado y Dios nos acoge; Dios nos resucita, nos habla al corazón, Dios nos renueva para la vida.
             
             Dejemos que el amor de la Cruz nos penetre. Dejemos a Dios amarnos. Y mirémonos desde ese amor. No nos martiricemos más en nuestras intimidades oscuras y esclavas. Dios nos ha amado, somos nuevos. Dios nos ha abrazado. La Cruz nos ha penetrado para elevarnos hasta la categoría de hijos de Dios. Dios nos ha escogido.       

         2.- VIERNES SANTO, DIOS ABRAZANDO A LA HUMANIDAD

          Si el brazo vertical de la cruz es signo de un amor que se hunde en la realidad de cada uno de nosotros para amarla y rescatarla, el palo horizontal es el signo de los brazos abiertos de Dios para abrazar a toda la humanidad. Es Dios, que se abre hasta romperse, para abrazar a toda la humanidad. Es Dios descoyuntado para acoger a todos y a todo en este abrazo liberador del Viernes Santo.

           Dentro de un momento vamos a orar por todo  el mundo, por todos los hombres. Justamente por esto, porque la Cruz es el abrazo de Dios a toda la humanidad, a cada uno de los hombres y mujeres de nuestro mundo. Es el abrazo que rompe toda barrera, toda clasificación. La cruz es el abrazo que nos dignifica a cada uno de los hombres. Y, sobre todo, a cada uno de los abandonados de la sociedad.
   
           Mucho le ha costado a Dios este abrazo. Ha tenido que romperse, descoyuntarse en la Cruz, para poder abarcar a todos en este abrazo. Es el abrazo de la misericordia. Es el abrazo que perdona. Abrazo que mira con ternura. Abrazo sin juicio.
          
             Si Dios nos ha mirado así, ¿qué sentido tienen nuestras clasificaciones, nuestros juicios, nuestras culpabilidades, nuestras tristezas…? ¡Vive la alegría de ver abrazados a todos por Dios y unidos todos como hermanos!

            3.- VIERNES SANTO, ABRAZO DE ADORACIÓN

            Dentro de unos instantes vamos a adora la Cruz. Ese momento hemos de convertirlo en momento de contemplación, de adoración, de abrazo de adoración. El beso con que veneramos la Cruz, tiene que significar, en primer lugar, recuerdo agradecido de lo que en ella se nos ha dado. Recordemos a Jesús buscando a los pecadores, consolando y sanando a los enfermos, acogiendo a los abandonados. Nuestro abrazo  ha de ser profundamente agradecido.

           Pero además, ha de significar un renovado compromiso de fe. Dios, al abrazar a la humanidad, nos quiere hacer participar en su abrazo. Nosotros somos los portadores de Dios en esta sociedad concreta. La acogida de Dios llegará a los más pobres y necesitados a través nuestro. Solo nosotros podemos hacer que los abandonados se sientan acogidos. Hoy la Cruz nos invita a implicarnos en la construcción del Reino.Nuestros brazos tienen que ser los brazos de Dios que abrazan. Nuestro corazón ha de ser el corazón de Dios que perdona…

             3.- MARIA

             Finalmente, hemos visto a María al pie de la Cruz firme y creyente. Ese es nuestro lugar. Esa es nuestra postura: Esa obediencia que se entrega a los planes de Dios; ese corazón grande que ama hasta hacerse madre de los que matan a su Hijo; ese “hágase” pleno… será el compromiso de una fe profunda.
            Cuando besemos, abracemos la Cruz, renovemos el acto de fe de nuestro bautismo. ¡Vamos a atrevernos a creer en la Cruz! ¡Que la Cruz nos haga sentirnos en comunión con Dios y con todos los hombres!

RESERVA EUCARÍSTICA EN NUESTRA PARROQUIA



jueves, 29 de marzo de 2018

LAVATORIO DE LOS PIES DE LOS NIÑOS DE NUESTRA PARROQUIA






JUEVES SANTO

         Queridos hermanos todos en Cristo Jesús Sacramentado.
       
         Si esta tarde tuviéramos que arreglar cuentas con el Señor, quedaríamos endeudados para siempre. Esta tarde Jesús nos amó hasta el fin, sin fin. Su amor desborda en palabras, gestos, y sentimientos. Es obligado repasar y entrañar los testimonios de Jesús en esta hora, pues, “habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo”.

1.- JUEVES SANTO, DIOS INCLINADO A NUESTROS PIES.

         Es verdaderamente impresionante lo que hoy contemplamos: Dios amándonos como sólo Dios puede amar. La imagen más expresiva es la que San Juan nos ha dado en el Evangelio de Hoy: Jesús inclinado, de rodillas a los pies de sus discípulos. Es la imagen de un Dios de rodillas a los pies de los que ama. Es el Dios que nos lava a base de servirnos con “tanto amor”.“Se despojó de sí mismo tomando la condición de esclavo”  (Flp 2,7).

         ¡Nada de extraño que Pedro no lo pueda entender!“No me lavarás los pies jamás”. Pedro quiere controlar, como nosotros solemos querer controlar. Pero el amor de Dios no se controla, no tiene control. El amor de Dios no cabe en nuestros esquemas racionalistas... El amor de Dios no se explica. Simplemente se acoge, se vive y se adora. Se contempla en el silencio de un corazón extrañado. ¡Estamos ante un gesto de “TANTO AMOR”!.

         ¿Nos atrevemos a creer que hoy Jesús está inclinado a nuestros pies, para servirnos, para lavarnos, para amarnos? ¿Nos atrevemos a imaginarnos en nuestra fe a Dios inclinado ante nosotros, porque nos “ama tanto”? ¿Nos atrevemos a dejarnos a amar así, sin caer en la tentación de controlar a Dios? Déjate amar..

2.- JUEVES SANTO, DIOS ENTREGADO POR AMOR

         Hay otro gesto, también impresionante: Jesús toma el pan, toma el vino y se entrega en el pan y en el vino. “Los amó hasta el extremo”. Es el gesto de entregarse sin reservas. Gesto que mañana veremos realizarse plásticamente en el misterio de la cruz. Jesús se nos entrega como comida y bebida; y en Él, es Dios mismo quien se hace Dios entregado.
                                              
         Nosotros ¡tantas veces idealizamos el amor! ¿No es verdad que nos cuesta creer el amor hecho pan diario, hecho vino de gozo diario, hecho entrega diaria? Y, sin embargo Dios se nos da en esta  presencia  pequeña de pan y vino, en esta presencia pequeña de cada día. Presencia pequeña que se hace gesto de un amor impresionante, gesto de “tanto amor”.

         El signo de la Eucaristía, el gesto de Jesús de entregarse en el pan y en el vino, ¡debería de llevarnos a cambiar nuestras imágenes de Dios! El poder de Dios es poder por amor, por entrega, por servicio. Dios es Dios porque ama más y mejor que nadie, como solo Dios puede amar.

         Hoy, cuando en la comunión tomemos en nuestras manos el pan de Dios entregado, ¿nos atreveremos a creer que tenemos en nuestras manos al Dios entregado por nuestra liberación? ¿Nos atreveremos a celebrar la Pascua, el paso a la vida, el paso a la libertad? ¿Nos atreveremos a sentirnos amados “tanto”?.

          Hay otro regalo que hoy recibimos de Cristo, el sacerdocio ministerial entregado a los Apóstoles, cuando les dijo “Haced esto en memoria mía”.Acabamos de celebrar el Año de la Vida Consagra, pidamos que el Señor nos de buenos y abundantes Pastores, según su corazón, porque “la mies es abundante y los operarios pocos”…

3.- JUEVES SANTO, LIBERADOS PARA AMAR.

         “Vosotros también lo hagáis”. Hermanos, hemos sido amados por Dios; y el amor de Dios nos ha liberado como al pueblo de Israel y nos hace caminar en libertad. Hoy estamos celebrando aquella cena que nos puso en marcha hacia tierras de libertad. Hemos sido liberados para amar. Estamos celebrando la Pascua. Dios nos ha regalado un corazón nuevo. Un corazón capaz de inclinarse ante los necesitados. Corazón capaz de amar a todos aquellos que necesitan de amor. Corazón capaz de hacerse pan de cada día para todos los que están cerca de nosotros.

         Para los que celebramos esta cena del Jueves Santo, el amor no puede ser un deseo idealista. El amor se hace“mandamiento”, se hace tarea, de hace regalo diario. Hemos sido amados para amar, y sólo amando aprenderemos el amor.

          Hay en torno nuestro muchas personas que necesitan que les lavemos los pies. Muchos pobres que necesitan de nuestro pan. Solamente un corazón en disposición de amor, dispuesto a compartir, puede penetrar en el misterio pascual de “tanto amor”.

         Hoy ha de ser un día de agradecimiento. Eucaristía, “acción de gracias”, porque Dios nos ha amado hasta el extremo. Cuando dentro de unos momentos se repita ante nosotros el gesto de lavar los pies, hemos de mirar nuestra propia vida, y sentirnos perdonados y lavados del todo. Y hemos de aprender a mirar en torno a nosotros para percibir quienes nos necesitan. Y cuando participemos en el gesto de partir el pan de la Eucaristía, hemos de renovar nuestro compromiso pascual de vivir liberados para amar. ¡Por qué hemos sido amados!

         ¡Que el Dios que nos“amó hasta el extremo”, nos haga permanecer siempre en su amor! Que la Virgen que contempló y guardó en su corazón el misterio del amor de su Hijo, sea nuestro modelo y nos ayude a guardar este amor de su Hijo en nuestro corazón.

lunes, 26 de marzo de 2018

IGLESIA DE SAN IGNACIO
*Semana Santa - Horario de apertura*

Lunes Santo: 17h-19h.
Martes Santo: 11h-13h y 17h-19h.
Miércoles Santo: 11h-13h.
Sábado Santo: 11h-13h y 17h-19h.
Domingo de Resurrección: 10h-12h.

domingo, 25 de marzo de 2018

Hoy a las 20 Horas en 9 La Loma TV emisión de la Santa Misa del Domingo de Ramos de la Cofradía Religiosa del Santísimo Cristo de la Buena Muerte para enfermos e impedidos desde el Real Monasterio de San Antonio de Padua.

SI QUIERES VER NUESTRA SEMANA SANTA EN DIRECTO. PINCHA AQUÍ

COFRADÍA DE LA BORRIQUILLA

Por unanimidad la Junta de Gobierno ha decidido suspender la estación de penitencia  dadas las inclemencias meteorológicas .
DOMINGO DE RAMOS: HOMILIA

                              Queridos... hermanos. Hemos fijado nuestra mirada en aquel que es el centro de todo cuanto celebramos y vamos a celebrar estos días santos: Jesús, el Hijo de Dios, nuestro Señor que, con toda fidelidad y amor, sigue el camino que le lleva a la cruz, y nos abrirá a nosotros las puertas de la vida.

                                Durante cuarenta días hemos preparado esta gran semana que es la Hora del Señor y la gran hora, oportunidad de nuestra vida. Es el paso decisivo del Señor por nuestra historia personal y comunitaria.

                                 El evangelio de hoy, la Pasión, es el primer pregón de esa Semana Santa. (Después, enseguida de la Procesión de los ramos, se nos proclama la Pasión y la Cruz. Es lo que va a dar tono a la semana.) Se nos presenta a Cristo, el Siervo de Yavé, “que ofrece la espalda a los que le golpeaban y que no oculta el rostro a insultos y salivazos”.¡Qué gran misterio ¡ Ese rostro divino que resplandece gloriosamente, es escupido y maltratado. Esas espaldas que sostiene el mundo, terminarán siendo rotas a golpes y latigazos.  ¿En quién podemos ahora descansar?

                           SE VACÍA Y SE ANONADA.

                            Se nos presenta a un Mesías de condición divina, pero que se olvida de ella... Que se abaja y se rebaja, se oscurece, se empequeñece, se vacía y anonada hasta aparecer como esclavo, como un cualquiera...
                             Se nos presenta un Mesías vendido y traicionado por uno de los suyos y abandonado por casi todos; agonizando en Getsemaní entre fríos sudores de sangre. Juzgado escandalosamente por tribunales, burlado, abofeteado apaleado, para terminar en la cruz.
                                Esta vida, la de Jesús, terminó así. Chocó totalmente con tanto mal, con tanta cobardía, con tanta miseria como hay en el mundo, que murió. Y sigue hoy sufriendo y muriendo: “La tierra se ha convertido en un cementerio. ¡Cuántos hombres, cuántos sepulcros! ¡Un gran planeta de tumbas! Entre todas las tumbas esparcidas en los continentes de nuestro planeta hay una, la del Hijo de Dios, el Hombre Jesucristo, que venció a la muerte con la muerte” (Juan Pablo II)
                                 Hay, pues una luz que ilumina todo el proceso.
Esa luz es el Amor. Es lo que da sentido a toda esta lectura, la clave de interpretación de esta historia, de esta vida, y de tantas otras vidas..., la tuya también. Sin esa luz, sin ese amor todo se convertiría en una tragedia absurda. Pero no, hay un Amor que todo lo explica y que convierte la tragedia en una victoria final... Podríamos cada uno concretar testimonios...
  
                                      La pasión sin amor es un crimen vulgar. La pasión con amor es la historia más hermosa de salvación. “Nadie tiene amor más grande que el que da la vida”.

                                       La Semana Santa nos debe adentrar en el
Misterio de Cristo. Pero  no de una manera folclórica, superficial, sentimental. Nuestra celebración ha de ser compasiva, comprometida y viva. Y ELLO SUPONE:

                 a) Personalizar: No conocer teóricamente, sino comulgar, asumir, compenetrarse, complementar sus padecimientos y su resurrección. Que Jesús entre en ti y prolongue su pasión y resurrección en ti.
                 
                 b) Actualizar: No sufrió, sino que sufre; no sólo en los oficios..., sino en los enfermos, en los que padecen, en todos los que sufren...
                
                 c) Desde la esperanza: El amor es más fuerte que el pecado y que la muerte... La esperanza es posible porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestro corazón.
                
                d) Estos días, nuestras Celebraciones litúrgicas han de ser festivas, pues el Señor está grande con nosotros y estamos alegres.

                      La Eucaristía que celebramos hoy es la pasión, muerte y resurrección de Cristo y con Él todos y cada uno de nosotros.
                   DOMINGO DE RAMOS, 
              PORTICO DE LA SEMANA SANTA

     Queridos hermanos y hermanas…

    Nos dice la Liturgia: “Seis días antes de la Solemnidad de la Pascua, cuando el Señor subía a la ciudad de Jerusalén, los niños, con ramos de palmas, salieron a su encuentro, y con júbilo proclamaban: ¡Hosanna en el cielo! ¡Bendito tú que vienes y nos traes la misericordia de Dios!”
   Sí, así fue el primer Domingo de Ramos, cuando Cristo inició su gran procesión, su marcha hacia Jerusalén. Jesús sube a Jerusalén porque quiere encontrarse con su pueblo. Ama a su pueblo y quiere protegerle y llenarle de bendiciones. Jesús quiere que se produzca un verdadero encuentro, que lo reconozcan y lo acojan. Jesús camina con la paz en sus manos, ofreciendo a salud, gracia, vida, plenitud... a todos.

   Marchas a la cabeza de los que te acompañan, montas en un borrico, y te dejas aclamar por la gente sencilla. Tres gestos que necesitamos sus seguidores: caminas a la cabeza, vas montado sobre la paz que simboliza el borrico, y compartes la alegría de los que te aclaman. Es todo un símbolo para tu pueblo: grupo de creyentes, que, contigo a la cabeza, caminamos pacificando y alegrando la vida; así adelantamos la resurrección prometida.

     Sin embargo, la marcha de Jesús no ha terminado; ahora continua caminando hacia nuestro pueblo de Baeza, porque quiere estar cerca de todos. El Señor quiere estar cerca de los jóvenes, de los obreros, de los enfermos, de los ancianos, de los pobres y de los niños que son sus preferidos.
               
    El Señor camina también hacia ti. Quiere encontrarse contigo. Quiere que sepas reconocerle y acogerlo, porque quiere cenar en tu casa. El gusta siempre de la cercanía y de la intimidad. Y debes salir a su encuentro, no le puedes defraudar.

   Así pues, coge una palma o un pequeño ramo de olivo para recibir a Jesús, en el comienzo de esta Semana Santa, para blandir a su paso tu adhesión a Él, para acompañarlo en fidelidad. El te ayudará a penetrar en el sentido profundo de los acontecimientos que se van a precipitar a lo largo de la semana.
                  
     Solo una advertencia, que Él no quiere limitarse a una relación amistosa, no quiere quedarse a la puerta, quiere llegar más adentro, más intimidad, quiere llegar a tu corazón. Quiere comer su Pascua contigo, hacerse Él mismo tu paz y tu comida; Él quiere entrar en tu ser más profundo, para que no seas tú, Juan, Antonia, Manuel..., sino Él, quien viva en ti, como lo hizo en su día con María, su Madre y nuestra Madre de la Esperanza y de la Caridad.

    Quédate con nosotros, Cristo Jesús, anímanos a vivir como Tú: caminando a la cabeza del servicio de todos, dando frutos de alegría sincera. Y así siempre hasta el final, hasta nuestra Jerusalén celeste, hasta poner nuestra vida en las manos del Padre.
                          

                        D. Manuel Peláez Juárez.

martes, 20 de marzo de 2018

La Agrupación de Cofradías de Baeza pone a disposición de todo aquel que lo desee sillas en Carrera Oficial para el desfile procesional de las distintas Hermandades y Cofradías.
El dinero recaudado irá destinado a Cáritas Interparroquial.

Así mismo hay disponibles abonos para toda la Semana Santa, al precio de 15 euros, los cuales incluyen todas las Estaciones de Penitencia.

Interesados contactad con cualquier miembro de la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías.
Rogamos vuestra colaboración y difusión.
Muchas gracias.

domingo, 18 de marzo de 2018



REFLEXIÓN DE DON MANUEL

DOMINGO V DE CUARESMA “B”  FIESTA DE NTRO.
PADRE JESÚS Y DEL S. CRISTO DE LA EXPIRACIÓN

      Sr. Presidente de la Agrupación arciprestal de Cofradías, Hermano Mayor y Junta de Gobierno de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración... Queridos cofrades  y hermanos.
       Todos los años con la Fiesta en honor a vuestro Titular, nos acercamos a la Semana Santa, a la Semana Grande de los cristianos, para CELEBRAR LA PASCUA DE NTRO. S. J. C., su paso de la muerte a la vida y todos nosotros con Él.

      Pero aún esta Semana hacemos nuestras las palabras del Maestro: “El que quiera servirme, que me siga y donde esté yo, allí también estará mi servidor, a quien me sirva el Padre le premiará”.  Así pues, seguimos al Señor, somos cristianos, y vamos con Él a Jerusalén a dar muerte al Príncipe de este mundo, a Satanás, al pecado… para vivir en la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Renovaremos y actualizaremos nuestro bautismo; pondremos a punto nuestra vida cristiana… Abandonaremos nuestro pecado y viviremos la alegría de nuestra fe.          

                          TODO ELLO, PORQUE

                            Se cumple  la promesa que en su día realizó Dios por medio del Profeta Jeremías: “Mirad que llegan días en que haré... una alianza nueva”. Meteré mi ley en su pecho, la escribiré en sus corazones”. Esta Alianza será definitiva, no quedará grabada en unas tablas de piedra, sino en los corazones. Por eso, hemos pedido repetidamente: “Oh Dios, crea en mí un corazón puro”.
                            Esa Nueva alianza, la definitiva la selló Cristo Jesús con su sangre en la Cruz, con su muerte. (El Cordero de Dios). Aquellos días de que habla Jeremías, son los días de Jesús de Nazaret, como  nos dice San Pablo. “Cristo, en los días de su vida inmortal, a gritos y con lágrimas, presentó oraciones y súplicas al que podía salvarlo de la muerte...” Y en el Evangelio se nos habla hoy de la “Hora” de Jesús, refiriéndose a los días de su Pasión-Muerte y Resurrección; es decir, a los días de su glorificación, de su paso de este mundo al Padre; y con Él todos nosotros.

                            Ahora sí, ahora tenemos uno... Ya tenemos un mediador, un pontífice totalmente solidario con nosotros, que no es extraño a nuestra historia, que sabe comprender nuestros peores momentos de crisis, de dolor, de duda, de fatiga...
Los ha experimentado Él mismo en su propia carne. Solidarizándose con la humanidad hasta la cruz, hasta la muerte, ha hecho suyo el castigo que merecían nuestros pecados; y “se ha convertido para todos los que le obedecen en autor de salvación eterna.”
             EL GRANO DE TRIGO QUE MUERE DA FRUTO.

                              Sin embargo la Cruz no es la última palabra. El amor total (desvivirse) hasta la muerte tiene un sentido profundo de fecundidad. Jesús mismo nos lo ha explicado: “Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo. Pero si muere, da mucho fruto”. Ese es el camino de la salvación que Cristo ha elegido. El único camino que vale la pena seguir y que trae consigo la vida, la felicidad, la plenitud, aunque cueste. Aterrizar con ejemplos: El otro, los otros...  “El que se ame a sí mismo, se pierde”.

                            Consecuencias: Celebrar la Pascua es pasar de lo viejo a lo nuevo, de la muerte a la vida. Celebrar la Pascua supone renunciar al pecado y abrazar con decisión el estilo de vida de Jesucristo, e ir interiorizando, personalizando, la Alianza de Dios. Y este proceso comporta la mayoría de las veces lucha, dolor, sacrificio, conversión a los caminos de Dios, señalados en el Evangelio, y que no son los de este mundo.

                            El mejor fruto de la Pascua es que se note en nosotros el cambio de estilo de vida. En la noche de la Vigilia Pascual, la celebración principal del año para los cristianos, recordando nuestro bautismo, renunciaremos explícitamente al pecado... y profesaremos nuestra adhesión a Dios, a Cristo, al Espíritu Santo y a su Iglesia. Hemos de concretar nuestras renuncias y nuestra adhesión a Cristo…

                           Hoy también celebramos el Día del Seminario, cuyo lema elegido para este año es “APÓSTOLES PARA LOS JÓVENES”. Año en que la Iglesia, por invitación del Papa Francisco, celebra un  Sínodo sobre los jóvenes.
                           Sí, hermanos, el sacerdote es el hombre elegido y enviado por Dios para ser mensajero de su amor misericordioso, tanto con su palabra como con su vida y su misión. El sacerdote es un testigo privilegiado del amor de Dios, cuando Dios ha pensado en él, llamándole al ministerio sacerdotal.
                          Por su ministerio pasa la misericordia de Dios a través de la predicación, de modo eminente en la presidencia de la celebración de la Eucaristía y del Sacramento de la reconciliación.

                            Cada Eucaristía es una Pascua concentrada: Cristo mismo ha querido hacernos partícipes de la fuerza salvadora de su entrega en la Cruz, haciéndose alimento para nuestro camino, gracias al ministerio sacerdotal.      

jueves, 15 de marzo de 2018

UNA VISITA EN NUESTRA PARROQUIA



Esta tarde nuestra parroquia hemos recibido a uno de los seminaristas del seminario de Jaén 
Ha relatados su experiencia y el porqué de su vocación.
"Desde pequeño fui educado en una familia cristiana. Ellos fueron los primeros que me hablaron de Díos y pronto empecé a meditar en la oración si Díos me llamaría al sacerdocio. Entonces me puse en contacto con el seminario y decidí entrar para ser en un futuro sacerdote"
Gracias Miguel, por compartir tu experiencia.

domingo, 11 de marzo de 2018


COMUNICADO DEL OBISPADO SOBRE EL HALLAZGO DEL CADAVER DEL NIÑO GABRIEL

24 DE ADORACIÓN A JESÚS SACRAMENTADO



En la mañana de ayer, sábado,  los catequista de nuestra parroquia junto con el grupo de Tarsicio, participaron en las 24 horas de adoración a Jesús Eucaristía.
Una oración dirigida por Don José María Romero.
Fue un momento enriquecedor, de encuentro y oración con Jesús, para niños y mayores,  en el que se nos pide una respuesta y un compromiso en nuestra particular vocación cristiana.

sábado, 10 de marzo de 2018

REFLEXIÓN DE DON MANUEL

DOMINGO CUARTO DE CUARESMA CICLO “B”

              En estos días nos preparamos para vivir y celebrar la Pascua con Él y como Él; nos preparamos para celebrar nuestro paso de la muerte a la vida, del pecado, a la gracia.... Vamos con Él a Jerusalén. Para seguirlo, para identificarnos con Cristo, nuestro Maestro y Señor, nos ayuda la Palabra de Dios proclamada.

              Hoy la Palabra de Diosnos ha situado ante el gran amor que Dios nos tiene. Porque sólo seguiremos el camino de Jesús, de conversión hacia la Pascua, si nos mueve un gran amor y nos sentimos amados. ¿Qué es lo que nos puede hacer cambiar de vida sino el amor? Sólo el amor es digno de fe. No serán nuestras programaciones, ni las normas... las que produzcan un cambio, sino el amor de Dios. Por eso, dejemos que penetren en nuestro corazón las palabras centrales del Evangelio: “Tanto amó Dios al mundo, a ti, que entregó a su Hijo único, para que no perezca ninguno de los que creen en Él”.
              El amor de Dios tiene un nombre personal: Es Jesucristo. Y este crucificado y muerto por amor. “Sin Él no podemos hacer nada”  Sin Él nuestra conversión, nuestra vida es una pasión inútil. Es pues preciso que nuestra fe, nuestra vida, sea amorosa; es decir, que nos convenzamos que para creer y progresar..., necesitamos amar y dejarnos amar por Dios.                                                                                      

              En las lecturas se nos ha presentado a Dios que “tenia compasión de su pueblo, porque somos obra suya”; ha querido salvarnos “por su gracia”. “No se debe a nosotros, sino que es un don de Dios”. Él ha sido el primero en amarnos, dándose el mismo en su Hijo y atrayéndonos a su comunión.

              Ahora sólo falta que nos aproximemos a su luz. Si sabemos que Cristo es esa luz que necesitamos, ¿por qué no ir a ella? Dejemos que nos trabaje y vuelva a crearnos de nuevo con la fuerza de su Espíritu. Pero, ¿cómo? Nos preguntaremos.                                                                              
                                              
              Miremos al Hijo, nuestro modelo,... elevado para que todo el que crea en Él, tenga vida eterna.  Miremos su amor radical a los pobres, pecadores, enfermos, marginados. Hoy, en el culmen de su amor, clavado, muerto y elevado en la cruz, abandonado de todos, traicionado... con la tragedia del silencio de Dios, no huye, no se defiende, no se baja.

              Por eso a su lado las personas cambiaban de vida como Magdalena..., porque se sentían amadas como nadie jamás las había amado. Como hemos indicado antes, sólo un amor así puede cambiar el corazón.

              Jesús es la medida de nuestro amor, y también su Madre. ¿Seremos capaces de corresponderle? ¿Tratar de imitarle? Decimos que “amor con amor se paga”. Hoy es un buen día para que revisemos nuestro amor, sus formas y sus concreciones. ¿Qué calidad tiene nuestro amor?
-         Ante todo nuestro amor a Dios. ¿Es Él de verdad el primero en nuestra vida? ¿Le damos tiempo? ¿Le expresamos nuestro amor con oración... con la Eucaristía? En todo nos ha de mover el amor a Él. Acogiéndolo en las personas que tratamos. ¿Le agradecemos?, ¿le confiamos nuestros esfuerzos, trabajos, alegrías, penas, y esperanzas ¿ ¿Le amamos de verdad?                                        
-         ¿Y al prójimo?Decía San Juan “si decimos que amamos a Dios, a quien no vemos, y no amamos al hermano a quien vemos, somos unos mentirosos”. Por eso, ¿sabemos acoger, escuchar y ayudar a los que nos necesitan? ¿Sólo cuando nos lo piden?
                                                                          
-         Todos hemos de avanzar en el amor. Es nuestra asignatura pendiente de aprobar, pues “todo lo cuánto hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis”, dice el Señor. Y esto comporta: dar comida, dar bebida, vestir al desnudo, visitar al enfermo... acoger al forastero. Vivir el amor de Cristo en la familia, con las amistades, en el trabajo, en la vida social.
                                                                                                                           
-          Jesús también nos animaba a amar“al prójimo como a ti mismo”. Lo que presupone que nos amemos a nosotros mismos. Con un amor sencillo y moderado: aceptándose tal como uno es, acogerse en las propias debilidades; no desesperar de nosotros mismos... Pues Dios nos valora, nos quiere tal como somos, nos ama con ternura y humor. No hacerte daño, valorarte.
-         Este estilo de vida, este amor a Dios y al prójimo... es posible gracias a que Él nos ama primero y nos da su amor en los Sacramentos, a través del ministerio sacerdotal. 

              Pidamos en esta Eucaristía, que actualiza el amor hasta el extremo de Jesús por los suyos, que Dios Padre nos haga perfectos en la caridad y que el don del Espíritu Santo que habita en nosotros purifique y renueve nuestra vida y nuestro amor.        

viernes, 9 de marzo de 2018

COFRADIA DE LA BORRIQUILLA

Comunicado oficial de la Hermandad:

La Junta de Gobierno de la Hermandad de Jesús en su Entrada en Jerusalén, María Stma de Esperanza y Caridad Caridad y San Vicente de Paúl "La Borriquilla" comunica que:

El acceso a la S.I. Catedral y lonja el próximo Domingo de Ramos al finalizar nuestra Estación de Penitencia estará restringido por el buen devenir de la misma.
La Hermandad dispone de 3 acreditaciones para fotógrafos. Los interesados pueden solicitar tal acreditación  a la Hermandad, hasta el día 14 de marzo; si hubiese más solicitudes que acreditaciones, se hará sorteo.

Junta de Gobierno

viernes, 2 de marzo de 2018

FELICIDADES DON MANUEL!!!!

Nuestra parroquia está de enhorabuena,  nuestro Párroco Don Manuel Peláez ha sido nombrado Consiliario Diocesano de la Adoración Nocturna Española.
La feligresía le transmite su felicitación  y pide por el buen desarrollo de esta dedicación.

http://diocesisdejaen.es/13246-2/